miércoles, 18 de diciembre de 2013

PAUL RIZO PATRÓN. IMAGEN GRATA DE AMISTAD BENEFACTORA.

Paul Rizo Patrón
Esta afición a escribir o manifestar nuestras vivencias, nos compromete esta vez a agradecer de corazón a un personaje que se metió en el corazón de los Serván Meza. Así lo sentimos y con la venia suya lo involucramos en esta reseña. Nos estamos refiriendo a Paul Rizo Patrón, ligado al arte y la cultura y que con sus comentarios en su muro de Facebook, nos ilustra a raudales y con su buen sentido del humor nos entretiene. Somos atrevidos al ponernos a su altura y sabemos que tenemos luz verde para hacerlo.

Con María Mercedes
Siempre llegamos a la casa paterna en nuestro Surquillo querido. Motiva nuestras visitas el saludar a los viejos hermanos mayores y volver a respirar de aquel ambiente en el que crecimos y nos desarrollamos. Paul, conoció a nuestros padres y siempre tuve gratísimas expresiones de ellos a su favor. Por supuesto que le conocimos de muy joven y hemos continuado observando su gran desarrollo intelectual que tratamos de condensar en palabras. Guardando las distancias, nos une a él todo aquello que denota belleza artística: la música, la pintura, etc.

Foto evocativa con su madre y hermanos.
Paul Rizo Patrón escribe y reseña muy bien. Con estilo propio y amante de evocar a sus ancestros. Nos deleita su exposición de fotos antiguas y las historias que cada una posee. Es como retornar a sus raíces, enredarse en ellas y extraer sustanciosas historias. Nos agrada como recuerda a los abuelos y está logrando su objetivo: Una ventana hacia el pasado. Nada más hermoso que volver a vivir y con ello, la alegría familiar de constatar que la tradición permanece y se refleja dignamente a través de sus palabras. Linda fotografía que enmarca a la autora de sus días y sus siete hermanos.

Rosmary Rizo Patrón
Un buen hijo y fraternal ser humano. Sabemos de las bondades de la señora Rosmary Rizo Patrón de Lerner, su preciosa hermana y a la que aprovecho en agradecer las atenciones de las que ha hecho objeto María Mercedes. Observar su alegría en sus cansados ojos cuando se refiere a esta familia grandiosa, nos llena de emotividad y es por eso que nos tomamos esta libertad de agradecerlo. Nos agradaría hallar las palabras perfectas para reflejar nuestro gran aprecio. Nos queda la esperanza que nos comprendan. Nuestros respetos y saludos a esta dama que engalana nuestra improvisada reseña. "Rosmary". Lindo nombre y que nos evoca una hermosa opereta y las voces de Janet Mac Donald y Nelson Eddy.

En Hillwood Estate-USA
Volvamos a Paul y que nos permite ingresar a sus dominios en Facebook. Siempre hallamos una respuesta plena de cortesía y que consideramos un halago. Tiene mucho que ver con la historia del mundo y eso lo hace un dilecto expositor en la Pontificia Universidad Católica del Perú. Ha sido formado y su círculo de trabajo lo liga a la Universidad de Lima, a la Universidad de Huelva en España y al Colegio Santa María de Logroño en la península ibérica. Debo agregar como parte de este círculo al Colegio Santa María Marianistas de Arequipa. A la izquierda en la biblioteca de Hillwood Estate, Washintong.

Hermoso recuerdo con Paul.
Gracias Paul Rizo Patrón por permitirnos esta dedicatoria a quien te admira y agradece. Algo modesto nuestro escrito, pero avalado por una instrucción de tiempos mejores cuando nos formábamos en el emblemático Colegio Nacional "Ricardo Palma" de Surquillo. La felicidad de María Mercedes y que luce su Canasta Navideña gracias a ti, nos compromete a resaltarlo con el apropiado reconocimiento. Recibe tú y tu hermosa familia, a nombre de los Serván Meza, nuestros saludo navideño y que 2014 se cumplan todos tus deseos. ¡Feliz Navidad! Gracias.

jueves, 10 de octubre de 2013

CUMPLEAÑOS DE JUAN CARLOS SERVAN BERNALES. EL QUERIDO "PACHÍN" QUE AÑADE UNO MAS A SU CALENDARIO PERSONAL.

J
Juán Carlos Serván B.
No hay nada que más nos agrade que el escribir sobre los seres que más queremos. Es el momento de felicitar a Juan Carlos Serván Bernales, por que nació un 11 de Octubre de 1967 y llega al 2013 casado con Mercedes Castro Salas y con dos hermosos mellizos como lo son nuestros nietos Alejandra y Joaquín. Se ha hecho de una posición profesional en el arte de la fotografía. No se trata de lo económico. Nos referimos a que se halla en lo que más le agrada y recibe la recompensa a su esfuerzo de manera serena y siempre protegido por la sombra de Dios. Lo recuerdo cuando curioso ingresaba al cuarto oscuro y contemplaba maravillado la aparición de las imágenes. Era como una magia que se iba apoderando inconscientemente de su personalidad y que va rindiendo hoy sus frutos para su tranquilidad hogareña. 

Pachín y Zoila Gabriela.
Retrocedo en el tiempo y les muestro a mis hijos en una instantánea que les hice cuando niños. Observen el candor de sus caritas. Zoilita lo observa con un cariño natural y él parece decirla que la adora. Y así continúan. Ambos ya establecidos con sus matrimonios, pero jamás desunidos. Es el lema que Antonieta y yo les inculcamos y que compartan este cariño con su hermana mayor, nuestra ahijada Juanita. Este niño de la foto cumple 46 años y es nuestro orgullo varón. Le debo agradecer sus desvelos para con sus padres y que sirven de ejemplo a su familia.

Manuelito y Pachín.
Nuestros consejos, los de su madre y quien le dedica estas palabras, han sido siempre el de la unión familiar. Por eso es que ha crecido y mantiene su cariño a sus primos Lengua Huertas. Esta foto lo demuestra. Ya es un niño y sonríe feliz con Manuelito, ya casado con Delia Ojeda y dos lindas criaturas como lo son Ivana y Adrián. Ha hecho compadre a César y se lleva muy bien con Juán Carlos. Cómo recuerdo aquellos tiempos en que estos tres varoncitos se quedaban en casa y gozaban del cariño de la tía Antonieta y la abuela Zoila. Una mención especial a mi cuñado Manuel y a la tía Luzmila, convertidos en abuelos felices. Este 11 de Octubre es el primer año que Juán Carlos, como toda la familia, sentimos la ausencia física de nuestra querida Antonieta.

"El Caballero Cadete".
También sea ocasión de recordar en estos 46 años, su etapa de caballero cadete en el Colegio Militar "Leoncio Prado". La verdad que sabía lucir el uniforme y adaptarse al rigor castrense. Allí aprendió la disciplina y el saber actuar por voluntad propia. Fueron tres años de esperarlo los viernes a las 5 de la tarde para el retorno a casa. Jamás dejamos de hacerlo y él siempre evoca aquellos sitios donde podía antojarse de comer lo que más le agradaba. Desfiló como escolta en Fiestas Patrias e integró por otro lado el coro de su querido colegio militar. Supo de castigos y aprendió a soportarlos con mucho estoicismo. Siempre agradece su formación y que hoy le sirve para cumplir con seriedad los compromisos que afronta.

Mis nietos y "Mechita".
Ha formado un matrimonio ejemplar y fruto de él, sus mellizos Alejandra y Joaquín. Esos nietos que tanta falta nos hacían y que hoy nos alegran con sus graciosas ocurrencias. Allí los tienen con su mamá "Mechita" Castro Salas, una nuera a la que quiero mucho y que también es muy trabajadora en esta era de la modernidad. Es ejecutiva del Banco Continental y debe cumplir con tareas que la obligan a alejarse de casa y viajar a distintos países en su representación. Por supuesto es la última de los Castro Salas y orgullo de su padre Sergio y hermanos.

Antonieta Bernales
de Serván.
Despido la reseña dedicada a mi hijo Juan Carlos Serván Bernales, con esta hermosa foto de mi adorada novia eterna. Nuestra "Gaby Rossi". Ella posa feliz con su mascota canina y que una vez crecida se transformó en una respetable "Doverman" que infundía respeto en Santa Isabel. Será siempre la mamá que supo formar a sus hijos y que hizo feliz al ahora viejo reseñador. El querido "Pachín" heredó de ella el ser muy social y querido. De seguro recibirá muchos saludos, tanto de quienes le rodean actualmente, como también de aquellos que se hicieron amigos en el Colegio Militar "Leoncio Prado". Y se lo merece. Es un gran trabajador y se da íntegro a su profesión en busca de sostener, mano a mano con Mechita, su feliz hogar. ¡Feliz Cumpleaños, hijo! Gracias.


martes, 17 de septiembre de 2013

"MIRTHA NAVARRO LAVALLE". LA AMIGA DE MIS NIETOS Y QUE NOS REGALA SU AMISTAD Y ALEGRÍA EN LINCE.

Mirtha Navarro
Le dedico estas líneas a mi amiga Mirtha Navarro Lavalle, la encantadora dama que solemos ver en nuestras visitas a Lince a casa de mis nietos Alejandra y Joaquín. Siempre nos regala su cariñoso y afectivo saludo y nos invita a que los pequeños Serván Castro disfruten del acogedor ambiente del condominio. Nacida, según sus propias palabras, en el barrio más popular y querido de nuestra Lima: La Victoria. En la calle Manco Cápac y muy cerca a donde fue nuestro primer hogar, en la cuadra 9, allá por el año de 1958 y recién casados. Dejamos grandes amistades y aprovechamos en citar a Vicenzo Sposito Pacalle y su esposa Anita Marcello, con quienes disfrutamos de la música italiana a plenitud. ¿Qué será de Esteban Bosco Mario, su hijo? Viajó a los Estados Unidos y dejó de escribirnos. Un saludo para ellos.

Acogedora con Ale y Joaquín
Volvamos a Mirtha. Cada vez que la ven, mis nietos saltan de alegría, porque encuentran en ella su natural afecto. Y les permite ingresen a su cálido hogar y allí permanecen buen rato, mientras que este abuelo se da un pequeño descanso. Señora de su hogar y que deja su carismática herencia en Andrea Lértora Navarro, su hija, una profesional de la psicología y que también muestra las mismas simpatías de su mamá. Lo decimos con gran sinceridad. Nos agrada compartir palabras con nuestros vecinos y así seguiremos por siempre.

Joaquín y Ale felices con Mirtha
Nos imaginamos a Mirtha en su niñez y en ese barrio que estuvo ligado a nosotros y desde mucho tiempo atrás. En la misma avenida Manco Cápac y cerca al que fuera el cine Odeón, vivía nuestro tío Leopoldo Cueva. Mi madre tenía predilección por ir a esa casa donde existían un piano y una guitarra y cada vez que los visitábamos escuchábamos el vals "Luzbel en Coloquios" que tocaba nuestro tío. Épocas del "Taormina" en la Plaza del mismo nombre y que posiblemente allí saboreaba sus ricos helados nuestra amiga Mirtha. Mírenla en la foto como observa a mi nieto Joaquín, que está lleno de contento, mientras Ale se entretiene con alguna curiosidad que nuestra amiga ha puesto en sus manitos.

Un saludo de Mirtha
Conversando con ella le manifesté que tuve dos grandes amigos, hermanos ellos, que vivieron y crecieron como nosotros en Surquillo: los hermanos Jorge y Carlos Garagay, hijos de una mamá como ella, buena y querendona. El primero fallecido trágicamente en un paseo juvenil y Carlitos, muy alegre y buen futbolista y que también se nos fue años después. Siempre están en micorazón. En Manco Cápac también alternábamos con la gente del Alianza Lima, cuyo local estaba situado justo en la novena cuadra y era ocasión de charlar largo y tendido con Cornelio Heredia y Teódulo Legario, figuras cumbres de los "Intimos de la Victoria" en tiempos de Lolo Fernández, ídolo de la "U". A la derecha se muestra Mirtha sorprendida por nuestro lente y se la ve encantadora y dándonos un saludo. 

Contenta al lado de mis nietos
Como no agradecerle su amistad si cada vez que nos encontramos siempre hay un momento para entender a este abuelo chocho. Nos incentiva a que los tenga en ese gran patio y ahora último remodelado y en el que Alejandra y Joaquín dan rienda suelta a su efervescencia infantil. Los dos niños, apenas la ven salen a su encuentro y se toman la libertad de invadir su hogar. Trato de aquietarlos, pero la acogedora amiga de esta reseña nos lo impide. "Deje que se diviertan. Los niños necesitan correr y quemar sus energías". Y este abuelo se deja llevar por el consejo y ruega que esa gran vecindad de la calle Carcilaso de la Vega no se aturda con tanto alboroto.

Gracias Mirtha por tu bondad
Le prometimos hacer un comentario en este blog "Servaneando" y lo estamos cumpliendo con gran simpatía por esta dama que nos distingue con su generosa amistad. Allí la tienen. Entretenida con mis adorados nietos y al calor de su hogar. Un saludo especial a Andrea Lértora y otro a su familia en general. Las puertas de nuestro corazón están siempre abiertas para recibirlas. Con Mirtha Navarro Lavalle conversamos el mismo idioma: el de la armonía. Aquel que une y no contempla divisiones por clases sociales y tiene el respaldo del Creador Supremo del Universo. Porque fuimos creados para convivir en paz y servirnos los unos a los otros. Gracias amiga por mostrarnos tanta bondad y que tengamos muchos años más de vida para disfrutarla. Gracias.



martes, 10 de septiembre de 2013

MARIA MERCEDES SERVAN MEZA ESTA DE MANTEL LARGO. 11 DE SETIEMBRE ES SU CUMPLEAÑOS EN SURQUILLO.

María Mercedes
El 11 de Setiembre es fecha grande en la familia Serván Meza. Se recuerda y celebra un año más de estar con nosotros a María Mercedes, la hermana mayor del clan y que esperamos sea un día glorioso. Cuando estábamos completos, es decir con nuestros padres y Ángel Pablo, éramos nueve y los cumpleaños obligados a celebrar eran los de mamá, papá y, por supuesto, el de María. Unos bailes de amanecida y nosotros dándole cuerda al Pick Up y su discos de 78, aquellos llamados de carbón y que había que cuidarlos no se golpearan, porque se rompían y quedaban hechos añicos. Esto si es que no nos obsequiaban la orquesta y generalmente por nuestros tíos y familiares amantes de celebrar la jarana a todo dar. Definitivamente otros tiempos. Lo importante es saludar a nuestra hermana mayor en fecha tan significativa.

Barbarita, Ángel y María Mercedes.
Fue en esas fiestas donde aprendimos a querer a la música y nos convertíamos en un trompito bailarín que se plegaba al conjunto musical, como presagiando un futuro similar. No nos imaginábamos que en nuestra vida futura, nos convertiríamos en "El Hombre del Acordeón y su Conjunto". Lo que hoy se comenta como histórico, lo vivimos nosotros y supimos de la serenata, el cumpleaños, "la joroba y el anda vete". Tres días que pasaban volando entre buena comida y gran alegría. El trío que posa en la foto y conformado por nuestra Barbarita, el Tte. G.C. Ángel Serván y "Mechita", como la llamaban sus amigas, se daba el gran gusto. ¡Cómo le agradaba a nuestra madre preparar banquete para todo el familión y las amistades. No faltaban los arrastres y la gran casa se llenaba al tope. Verdaderamente que éramos felices y es evocar tiempos que no volverán. Costumbre antañera en todas las familias pudientes o no. Todo eso acabó y hay que amoldarse a lo nuevo.

Posando en nuestro jardín.
Recordemos a los padrinos de mi hermana. La familia Guizado Jol con Doña Hermelinda y Don Leoncio seguidos de sus hijos Jorge, Carmen y Elena. No faltaban Mercedes Ruiz, su hermana Cruz y refuerzos que traía para hacer más alegre la fiesta. Mi hermana en su fecha contaba con la presencia de Albina y Blanca Huertas, amigas de la infancia. Otra era Olguita y por supuesto las hermanitas Zuranich, especialmente María Jesús que bailaba toda la noche. Nombro a este grupo para no cansarnos de leer tantos nombres de amistades que ya no están en este mundo.

Hermosa foto recordatoria 
Motivo también el 11 de Setiembre para comentar su vocación de servir a nuestra religión y que se vio frustrada por su salud delicada. De ninguna manera se alejó de Dios. Se convirtió en una dedicada y ferviente Hija de María y en la Iglesia de San Vicente de Paul logró esos anhelos. Colaborando en extremo y dedicando muchas horas a la oración por los enfermos y los necesitados. Generalmente en los últimos tiempos nuestro hogar en su fecha natal, es una demostración de cariño y respeto de parte de su inmenso clan de amigas, todas conformantes de las "Hijas de María". Se dan cita disciplinadamente y la alegran con su presencia. Hemos tenido ocasión de compartir con ellas sus oraciones y esperamos que este 11 volvamos a verlas. Menciono también a la familia Rizo Patrón y en especial a Paul, por tenerla presente siempre. Muy agradecido por ello.

María y su gran pastor.
Aquí posa con el padre que se nos ha ido su nombre, pero prometemos recordarlo en cuanto tengamos contacto con nuestra hermana a la que visitaremos de todas maneras. Es parte de nuestra obligación familiar. Hoy nos acompaña Juanita al almuerzo conmemorativo y  que lo hace en representación de sus hermanos Zoilita y Juán Carlos que están en el trabajo diario. Nuestros nietos Alejandra y Joaquín se divierten mucho en nuestra casona surquillana y especialmente cuando el "tío Chocatito" los entretiene con su dotación de juguetes de la familia. La cita es temprana y ya nada hay que refleje aquellos tiempos que se fueron para no volver. Los años que llevamos a cuestas pesan y ya no es lo mismo. Lo que si está latente, es el inmenso cariño familiar.

¡Feliz Cumpleaños!
Sólo nos queda pedirle a Dios vele por su salud. Hoy en esta reseña nos hemos dado el gusto de volver al pasado con esta fotos extraídas de su álbum personal. Hay muchas y mejores, pero se presentaron problemas y tenemos que conformarnos con las que aprecian. María parece decirnos que está contenta con este recuerdo y esperamos que así sea. Vendrán los sobrinos y estaremos Sócrates, César Augusto, Luis Eduardo, Hernando y quien realiza esta reseña, acompañándola como todos los años. La familia Serván Meza sigue unida y desde el cielo, como antaño, canta Gaby para ti su mejor canción. ¡Viva el 11 de Setiembre! Es el cumpleaños de María Mercedes Serván Meza y justo en la medianoche termino este saludo a modo de serenata. Gracias.


martes, 11 de junio de 2013

LA MISA DEL PRIMER MES POR MI ANTONIETA AMADA. FUE EL 8 DE JUNIO DE 2013 EN LA IGLESIA SANTA ROSA DE LIMA, LINCE.

Empieza la ceremonia.
Palabras del Sacerdote.
Ha transcurrido un mes y tres días de la ausencia de mi amor eterno, mi querida Antonieta. Su Misa ha servido para reconfortarnos algo y saber que no estamos solos. El 8 de Junio tuvo la virtud de vernos unidos con mi familia y los buenos amigos en la Iglesia Santa Rosa de Lima, en Lince. Ceremonia en la que escuchamos la palabra del sacerdote que nos hizo ver la verdad del significado de la muerte. Que en esta vida no culmina todo y que nos espera la Vida Eterna.

Nosotros los deudos unidos.
Meche y Alejandra.
Comprobar que mis hijos tuvieron una madre ejemplar. Juana, Zoila Gabriela y Juán Carlos se entregaron, superando el dolor, a realizar tan hermosa ceremonia católica. A la derecha están mi nieta Alejandra y mamá Mechita. También realzada por la familia y los amigos. Se renovó en algo nuestro espíritu y es así que podemos escribir este recuerdo. Allí estuvieron mis hermanos César, Luis Eduardo y Hernando representando a María Mercedes y Sócrates. Mis sobrinos Mechita, Angelito, Luz y Pepe Serván Miranda, hijos de mi hermano Angel con mi querida cuñada Lidia. Sentir la solidaridad de mi sobrina Elizabeth Serván, a la que no dejaré de sentir su afecto y de Carmen Guizado Jol, amiga de la infancia, y que nos acompaño con  gran fervor.

Justo Linares y Alfredo Filomeno
Gracias Alfredo Filomeno
Otro grupo de grandes amigos fue el de mi colegio "Ricardo Palma". Julio Ardiles, de nuestra promoción 54, Justo Linares Chumpitaz, promoción 55 y Hernán Caycho, César Carmelino, Alfredo Filomeno y Eduardo Niven de la "promo 58". También Oscar Shimabukuro, de promoción más joven y Beto Cadenas, locutor y cantante que estudió en la Industrial. Una mención especial para nuestra Asociación de Exalumnos , que en todo momento nos hizo llegar su solidaridad. Las fotos fueron proporcionadas por mi gran amigo Guillermo Roggero Chumpitaz y Eduardo Niven, promoción 58 de nuestra Alma Mater el Colegio Nacional "Ricardo Palma" de Surquillo.

Mechita, Marina y Humberto.
Familiares y amigos presentes.
La familia Lengua Gavonel, también presente en esta foto. Me alentó ver a mi querida vecindad y a Doña Margot Córdova de Rubín, su hermano Alfredo y esposa Gloria. Con ellos, sentimos el afecto de Antonio Rubín y toda su familia de Santa Isabel. Reencontrarnos con Rosita Lapouble y Chavelita. Daniel Senisse, el ahijado, representando a mi tocayo Carlos y Vicky.

Hernán Caycho, presente.
Condiscípulos del Ricardo Palma
A la señora Elena Ruiz y a mis amigos Gonzalo Chávez y Hamilton Zevallos. Si no nombro a todos, mil disculpas. También nos acompañaron Víctor Manuel Barriga, Fernando Barrenechea Neglia, Dante Casanova, Luis Alberto Espinoza Bazán, Carlos Castro, Raúl Vargas Bouquesne, Juán Cristobal Suárez Moncada a nombre de la ALP y Max Obregón Mickelsen, periodista amigo de toda la vida. Estuvo la familia Morán Euribe completa. Grandes amigos de la Unidad Vecinal Nro. 3 y que conocieron a mi Antonieta desde la juventud. Guardamos para Teresa, Pina, Emilia, Isabel, Carlos y Hernán un especial y sincero cariño.

Martín Rocha Prieto
Martín y su Fagot
Luego de celebrada la Misa y en el salón de recepciones, se hizo presente Martín Rocha Prieto, hijo de nuestro inolvidable amigo de la familia Eduardo Rocha Espinoza, compañero del Conservatorio de Música de mi adorada Antonieta y ya como ella en brazos de Dios. Martín, miembro de la Sinfónica Nacional del Perú, tuvo la grata sorpresa de acompañarnos con su Fagot e interpretarnos varios temas musicales dedicados a su tía. En nuestras familias ese es el trato y agradezco igualmente el mensaje de Marina Prieto Vda. de Rocha y sus demás hijos. Noble gesto el de Martín que no olvidaremos jamás. También menciono a José Asián Casella y su inseparable Carmela, amigos de siempre. A Vicky Correa. A mis sobrinos Manuel y César Lengua que representaron a sus padres y hermano ausentes en Chile. A José Romero Milián, editor de mis temas en You Tube y amigo personal. Bueno. A todos los que nos acompañaron por su amistad con nuestros hijos.

Gracias por acompañarnos en la Misa del Mes.
Como no agradecer a los Castro Salas, presentes en todo momento y ligados a nosotros por sus hijos Mercedes, esposa de Carlitos y mamá de mis nietos Alejandra y Joaquín. A Raúl, esposo de Zoilita Gabriela. Gracias "Nena", Irma, Carmencita, Mary, la tía Edita y Sergio Castro Requejo, nuestro consuegro. Una mención especial a José Eduardo Cavero Dubois por su noble generosidad para con nosotros. Nos queda un recuerdo bueno y se que mi Antonieta estará agradecida allá en el cielo. Nuestra eterna gratitud a quienes nos condolieron con sus comentarios en Facebook y a través de sus correos. A los que nos regalaron una oración y a la Iglesia Santa Rosa de Lima en Lince por tan preciosa Misa del mes. Gracias.

jueves, 18 de abril de 2013

EL PROFESOR HERNANDO SERVÁN MEZA, CUMPLE AÑOS EL 18 DE ABRIL. GRAN CELEBRACIÓN EN NUESTRO SAN DIEGO QUERIDO. EL "CONCHITO" DE LA DINASTÍA.

Hernando Serván
Nuestros queridos padres nos hicieron conocer las experiencias más gratas de la vida. Entre ambos construyeron un hogar y al que me siento dichoso de pertenecer con todas sus remembranzas y que vamos dejándolas en "Servaneando", el blog que nos permite hoy saludar al menor de la dinastía Serván Meza que hoy cumple un año más de feliz existencia: Hernando. Optó por la carrera de la educación y nos dio el orgullo de ejercer la docencia en el Colegio Nacional de Nuestra Señora de Guadalupe, antaño, con el  Alfonso Ugarte, los centros educativos de mayor preferencia por la muchachada de ayer. En efecto. Esta tradición dejó de existir en 1950, cuando el General Manuel Arturo Odría nos regaló las Grandes Unidades Escolares, oportunidad maravillosa que revolucionó nuestra educación, por que en  sus aulas encontramos una manera distinta de enseñanza y de las que han egresado profesionales que, ayer y hoy, vienen contribuyendo al desarrollo del país. 

Carlos, César, Luis Eduardo y Her-
nando con el uniforme escolar.
No dejaremos de citar al ahora Colegio Nacional "Ricardo Palma" y en el que hallamos las que han sido nuestras profesiones: la de comunicador social y la de músico. Y podríamos agregar en este presente, la de "bloguero". En la foto de la derecha estamos los cuatro hermanos con el clásico uniforme "Texoro". Tanto César, "Erwin" y Hernando, estudiaron en el "Alfonso Ugarte". Pero dediquémonos al "dueño del santo". Él y Luis Eduardo conformaron esa pareja de niños que nos permitió conocer el "cambiar pañales" a temprana edad. Llegábamos del colegio y se hizo costumbre, por así autorizarlo Barbarita, nuestra madre, el brindarle esta ayuda. Nos marcó para siempre. Los tres mayores, María, Ángel y Sócrates estaban ausentes porque estudiaban en Lima. Ya teníamos 10 años de edad y podíamos brindar esta pequeña ayuda al retornar a casa. Es algo que jamás olvido y que me hizo sentir verdadero cariño por este par de queridos hermanos.

El profesor del Gudalupe.
Hay que ser justos con alguien que siempre está presente en nuestros recuerdos. Ángel Pablo, el que aprendió a "cortar el pelo" y que reemplazaba a nuestro padre que, por esos tiempos, cumplía con su digna profesión de policía. El Comisario Teniente Serván, se ausentaba cuando tenía servicio, pero siempre se daba "su vuelta" por casa. Lo transportaban en una moto que tenía un pequeño lugar adicional y en el que iba el gran jefe. Cada vez que vemos las películas de guerra y en especial a los nazis, nos acordamos de nuestro querido viejo. Hacía su ronda como buen vigilante policial. Aquí observamos a Hernando, teniendo de fondo la fachada del colegio "Guadalupe" y en donde estudiaron Angel Pablo y Sócrates.

Hernando, alegre y juvenil.
Hernando es el más productivo de nuestra generación. Tiene cinco hijos varones y felizmente no se le ocurrió buscar a la "mujercita". Lo hubiera superado al abuelo. Nosotros fuimos siete en total y gracias a que nuestra hermana nació primero. Fueron cinco chiquillos que volvieron a llenar la casa del candor de la niñez. Allí están Pepe Lucho, Daniel, Roberto, Iván y Carlos. Tres de ellos ya lo hicieron abuelo y con su Rosa, su amada esposa, se dan la inmensa tarea de apoyarlos. La nieta Juliette, es quien se encarga de alegrarles la vida y de paso, matizar de niñez el panorama de los tíos abuelos. En tiempos juveniles ya mostraba signos de llegar a ser un papá prolífico y se tomaba fotos demostrando su energía y potencia. Al´lo tienen.

Con Rosita de visita en Sipán.
En esta otra fotografía posa nada menos que con Rosita Albarracín de Serván, su esposa, su "china" como él suele llamarla. Llegaron nada menos que a visitar al Señor de Sipán y lo saludaron. Se nota un lindo panorama y hace bien en darse estos paseos relajantes y conociendo nuestra cultura ancestral. De todos los demás hermanos, él, y quien escribe estas notas, somos los únicos viajeros internautas. Hernando es nuestro asiduo lector y siempre nos comunicamos a través del Facebook. Ya deben estar en Surquillo en todos los preparativos para el almuerzo especial por la fecha. Ya llegarán los nietos a poner el tono de alegría infantil al cumpleaños del abuelo querido. En tiempos de nuestros queridos padres, se tiraba la casa por la ventana y con orquestas y gran cantidad de concurrentes. Otros tiempos.

¡Feliz Cumpleaños!
Hoy cumple años nuestro querido hermano Hernando. Si no nos equivocamos está en los 69. Lindo número y el favorito de César Augusto. Hoy dejará su rutina de profesor y la tarea diaria de editar sus libros educativos y que son parte de lograr mayores ingresos económicos. Es un hombre feliz y eso nos da gusto. Siempre atento a los problemas de casa. Es el técnico, el gasfitero y también el peluquero. Te deseo hermano, un feliz cumpleaños. Allí en tu rincón con Rosa, tus hijos y nietos. Por supuesto con María Mercedes, "Chocatito", César y Luis Eduardo. Ya llegaremos a darte el abrazo. Lo hago a nombre de Gaby y nuestros hijos. ¡Feliz 18 de Abril! Que sean muchos más y siempre podamos observarte como en esta foto final. Alegre, sonriente y conversando con tus hermanos siempre en cordiales diálogos. Gracias.

   

lunes, 15 de abril de 2013

HOY 15 DE ABRIL ES CUMPLEAÑOS DE MI HIJA JUANITA. HABRÁ DE TODAS MANERAS "POLLITO A LA BRASA". ¡FELIZ CUMPLEAÑOS!

Juanita y Joaquín
Muy temprano nos llamó la tía María, nuestra hermana mayor, para saludar a Juanita por el día de sumpleaños. Ella salió acompañando a mi novia Antonieta a su cita en el Hospital Almenara. No me cansaré de repetir que es nuestro Angel Guardián. Nos cuida y nos presta su apoyo en todo lo que necesitamos y es el brazo derecho de su mamá. "Se quedó para vestir santos", dice el refrán y nosotros no tenemos nada de ellos. Tan pecadores como cualquiera y todavía nos podemos vestir solos. Mientras está fuera de casa, le dedicamos este saludo. En la foto está al lado de mi nieto Joaquín, su engreído, un niño dulce y encantador. Ella es para los mellizos Alejandra y Joaquín, la "Tía Juanita". Se alegra mucho cuando mis nietos y toda la familia nos visitan. ¡Viva Juanita en su cumpleaños!

Juanita, mi modelo.
Amante de la lectura y de la televisión. Le agradan las series y ciertos programas musicales. Prefiere las películas y en especial Karate Kid o las de Jackie Chang. Le atrae la música del recuerdo y tiene sus discos preferidos. Su otro hobby es la cocina. Tiene buenísima sazón, pero se abstiene de cocinar los ricos potajes, porque sus padres ancianos  nos tenemos que cuidar de las grasas y otras sabrosuras. Tuvo maestras como su madre y su abuela Zoila, la verdad, expertas en hacer mover las cucharas. La foto se la tomé en los juegos infantiles de la Unidad Vecinal Nro. 3  y en los que disfrutó de una niñez maravillosa a nuestro lado. Mi modelo fotográfica de esos tiempos.

Juanita, toda engreída.
Fue la primera en llegar a nuestro hogar en 1959 cuando su padre Luis Oswaldo Lengua Donayre se la encargó a la abuela Zoila y nosotros, recién casados y a la espera de nuestros propios hijos, la llevamos a nuestro hogar. Sún recuerdo los tremendos ojos que abrió en una Navidad, cuando Papá Noel le puso un triciclo y luego la bicicleta. Paseaba oronda por los pasajes de la Unidad Vecinal Nro. 3 y nos daba escalofríos cuando pedaleaba demasiado rápido y temíamos un accidente. A Dios gracias, nunca sucedió. Zoilita y Juán Carlos llegarían seis años después y la desubicaron del trono que ella poseyó en exclusividad durante ese largo tiempo. Por eso es que la adoramos. 

Juanita en paseo familiar.
Mis nietos Alejandra y Joaquín la quieren mucho. La tía Juanita, igualmente. Hoy empieza la nueva semana y es un gusto verla siempre feliz a pesar de tantas circunstancias adversas. Dios le dio la suficiente fortaleza para soportar lo malo y como buena creyente en Dios acepta todo con humildad y mucha benevolencia. Eso es una virtud y que pondero como padre orgulloso. Es, con mi novia querida, quien nos presta todas las atenciones en esta etapa que salimos sorteados con el "cangrejo". Vive con nosotros,

La escolar Juanita.
Le deseo lo mejor en el día de su cumpleaños. Por lo pronto empezó acompañando a su mamá al hospital, lo que nos da confianza y podemos seguir escribiendo en este maravilloso entretenimiento que nos da la computadora. Son tantas las llamadas por teléfono que se nos hace difícil terminar este saludo. Hay cualquier cantidad de encargos de sus tíos, familiares y amistades. Incluyo para despedirnos, una primera foto suya y que corresponde a su primera libreta de estudios en el colegio. Bueno, a preparar el agasajo y la verdad es que se lo merece. Un nuevo abrazo del "tecleador" para Juanita Lengua Huamaní y a esperar a sus hermanos y nuestros nietos para celebrar el nuevo año y más tarde apagar la torta. Gracias.

viernes, 5 de abril de 2013

UN 6 DE ABRIL DE 1966 NOS DEJO ANGEL PABLO SERVAN MEZA. HAN TRANSCURRIDO 47 AÑOS Y NO TE OLVIDO. UN GRAN HERMANO.

Angel Serván 
Gracias a una llamada de mi sobrina Luz, puedo escribir uno de los más penosos recuerdos de nuestra vida. Se rompía muy temprano la hermandad de los Serván Meza. Siete y número del cual se sentía orgulloso el abuelo Angel, nuestro querido viejo. El mayor de los hombres y nacido en Barranco, como María Mercedes, la mayor del clan, y el primero en ponerse una ropa de mecánico e iniciarse en el trabajo. Quería ayudar a la casa y cursaba años de secundaria en el Colegio Guadalupe, cuya chompa celeste lucía orgulloso  al lado de dos jugadores de fútbol, famosos por esos tiempos: el primo Jorge Garagate, arquero de la "U" y José Chiarella, amigo desde la Primaria  en el colegio Primavera y también excelente delantero del Deportivo Municipal. Llegaría a ser entrenador de la selección peruana. Todos muchachos del barrio de Surquillo. El y Sócrates culminaron su secundaria en el tradicional colegio nacional de la Av. Alfonso Ugarte. Angel, siempre soñó con ser locutor.

Angelito 2 años
Nos contaba nuestra madre que fue un niño tranquilo y juguetón. Le gustaba  oír la radio y manosear los delicados discos de carbón y disfrutar de la música. Muy pegado a la hermana mayor y sumamente cuidadoso de quien lo seguiría en la familia, el tío "Chocatito". Aquel Barranco del "Puente de los Suspiros", al que llegó a este mundo con mi hermana María, le tuvo gran afecto. Allí residía su madrina Hermelinda, amiga de la infancia de nuestra madre Barbarita. Fue su padrino, Don Leoncio Guizado, gran señor, el que, ligado a las Fuerza Aereas, le consiguió su primer trabajo en el Arsenal de Aeronáutica y al que, tiempo después, me recomendaría para aprovechar las vacaciones escolares. Comparamos las fotos y siempre había en aquel rostro una expresión casi sentimental. Gustaba del tango y fue un amante de los cancioneros y las revistas deportivas. Es su gran legado y que nos ha permitido ingresar con nuestras reseñas y poder recordar el maravilloso pasado.

La familia en 1937.
Las fotos nos vuelven al ayer y en esta, en la que estamos todos los cinco de aquel tiempo, año 1937, podemos apreciar a nuestra madre Barbarita. A su lado está María Mercedes y lleva en sus brazos al recién nacido César Augusto, un 20 de Mayo de aquel año. Parados estamos Sócrates, yo y Angel.  Por supuesto, el niño "bonito" con traje de marinero soy yo. ¡Qué calcetines! Todos usábamos pantalones cortos. Fue en Huaraz, cuando el Tte. Serván fue destacado a ese lugar. Cargaba con toda la familia. Habría que esperar hasta 1942 en que llegarían Luis Eduardo y posteriormente Hernando. De la misma manera y en Arequipa nació Sócrates. Es por eso que le tocó ser viajero desde niño y ser testigo de los esfuerzos de nuestros padres por mantener a la familia unida. ¡Qué bien se le ve a mi hermano con su uniforme escolar y como diciendo: "Nos espera algo mejor". Por supuesto, el teniente Serván estaba cumpliendo su día de servicio y no aparece en la foto.

Sócrates, Angel y José Carlos.
Detrás, Hernando y Erwin.
Esta otra fotografía es en 1950, cuando la familia ya estaba en San Diego 566. Posamos Sócrates, Angel y el jovencito de camisa negra, que soy yo. Atrás de nosotros se han colado Hernando y Luis Eduardo. Por esos tiempos mi querido hermano ya había aprendido los secretos de la peluqería y era el encargado de ahorrarle unos buenos soles a nuestro querido papá. Es en aquel tiempo que nos lleva a Radio "El Sol" y pasamos la prueba con el elenco de Elías Roca. Nuestro inicio en la radio. Muy generoso con sus propinas para no perdernos los capítulos de las "seriales" cinematográficas. Nos tenía fe y gracias a él, por sus datos del concurso de Radio Victoria, ingresamos a la locución y a ese mundo encantador del radioteatro. La música vendría después, en 1957, cuando me prestó la cuota inicial para adquirir mi acordeón. 

Con su padrino Artacho
El 6 de Abril de 1966 vivíamos en la Urbanización San Eugenio, Lince. Días antes lo habíamos visitado luego de su última operación. La gente de "Pregón Deportivo" con Oscar Artacho, Raúl Goyburu, Miguel de los Reyes y otros, estuvieron levantándole el ánimo. "Una raya más al tigre, no le hace". Recuerdo esta expresión, porque mi hermano tuvo varios ingresos al hospital y sometido a delicadas operaciones que supo capear con suerte. Retornaba a casa y, no se por qué, presintiendo lo peor. Muy temprano nos llegó la noticia fatal. Acudí presuroso esa mañana a ver a mi hermano al mortuorio y me sentí impotente de hacerlo volver a la vida. Le acaricié el rostro, besé sus manos y lo contemplé con mis recuerdos inundados en llanto. En esa soledad fría, alguien me consoló y me pidió tranquilidad. Lo dejé y no recuerdo como llegué a casa. Fue velado en San Diego y vi desfilar ante su ataúd a amigos como Humberto Martínez Morosini, José Lázaro Tello y sería largo enumerarlos a todos. Fue una noche con toda la gente de "Pregón" e Irma Céspedes, ya pareja de Oscar Artacho.

Los Serván Miranda
Quiero dedicarle esta reseña a sus cuatro hijos, mis queridos sobrinos María Mercedes, Luz Amelia, Angel César y José Carlos Serván, mi ahijado "Pepe Charles". Por supuesto que a mi querida cuñada Lidia y a todos los nietos de la familia. Aquí los tienen. Los fotografié un año después cuando me visitaron en Lince. Quedaron huérfanos de padre muy niños y les digo que tuvieron un padre maravilloso. Lucesita nos ha dicho que celebrarán una Misa por esos 47 años transcurridos en la Iglesia de San Miguel. Esta reseña es testimonio de un hermano que supo y pondera las virtudes y ejemplo de quien fue Angel Pablo Serván Meza, aquel locutor que se hiciera famoso en la radio con su ¡Atención, Artacho! Y seguidamente le respondía: ¡Un momentito, Serván! Y son muchos los que le recuerdan y serán muchos más los que estaremos orando por su alma, al lado de mis padres y tanta familia querida que partió a su destino final. Gracias.