domingo, 11 de marzo de 2012

UNA "SERVANEADA" EN PARRILLA Y CON MUCHOS SOPLADORES. SÁBADO 10 DE MARZO. ¡INOLVIDABLE!

Hernando, César Augusto, Luis Eduardo, yo
 y Sócrates Francisco. Abajo:María Mercedes.
Son los hermanos Serván Meza.
Muy buen poder de convocatoria tiene mi sobrino Osiris. Cada vez que nos visita, pues llega desde la lejana Suiza, donde tiene establecido su hogar con mi sobrina Veronike Portier, ciudadana suiza, y con la que nos han regalado unos sobrinos nietos maravillosos, arma aquí en Surquillo, en el Cuartel General de San Diego, una reunión que vuelve a poner en el frente, a todos los que llevamos este generoso apellido heredado de nuestro inolvidable y ejemplar papá el Teniente de la Guardia Civil Ángel Idelfonso Serván Chuquivala. Ha sido un sábado 10 y que tuvo de todo: Buen "combate" y una tropa con sed y con hambre de unión, que se vuela todo.

Los primos Zoila Gabriela, Juán Carlos
y Luz Amelia Serván Miranda.
Siento una alegría inmensa porque veo a mis hijos y sus proles, departiendo entre primos y toda la familia. Un volver a los recuerdos y otro despertar con la familia a la que nos hemos desacostumbrado a ver. Por ejemplo, a pesar de estar conectados telefónicamente o por Internet, luego de años fuera de contacto como personas, sucede el reencuentro con la nueva imagen de cada cual. Los años van dejando huellas, pero nos alegra que estas sean sólo un maquillaje que nos da la Naturaleza. Vienen los abrazos e ineludiblemente los recuerdos de un pasado de juventud y sobre el mismo lugar: nuestra casa paterna.

Los padrinos Antonieta y José Carlos con
 el ahijado José Carlos Serván Miranda.
Tengo el gran gusto de que mis hijos y mis nietos, gracias a este convocador Osiris, almuercen juntos y brinden con esa alegría propia de los Serván. Sin mayores protocolos. Un oferente tranquilo y con una real personalidad adquirida por los años. El lo es todo. El hombre que sazona y prepara lo que alguna vez tuvo cuatro patas o dos, y dispone la ejecución del "braseo" al Comandante de Línea Iván. Gastón queda chico ante estos dos profesionales del corte y asado. Todo un espectáculo al servicio de los Serván. Hernando, el menor de los Serván Meza, pone la música y esta vez arrancó con música del oriental Japón.

Primas hermanas Zoila Gabriela Serván
Bernales y Luz Amelia Serván Miranda.
Luego se matizó con lo nuestro y lo internacional. Lamento que Iván, sea con Pepe Lucho, los únicos Serván Albarracín que viven el partido con la familia. Hay que considerar que este acto de unión, no se da en cualquier momento. Aquí no se trata de ir a comer. ¡No! Es reunirnos y disfrutar de la presencia familiar.  Nos pasamos la vida uniendo a los colegas del trabajo y no podemos desaprovechar estas oportunidades de volver a San Diego, casa de los Serván Meza, y siempre con el espíritu de nuestros padres y hermano mayor Ángel Pablo, todos en el cielo, pasar momentos de confraternidad y unión.

Concuñadas Luz Alegre, Antonieta Bernales
 y Lidia Miranda Vda. de Serván.
Por eso destaco el poder de concertación que tiene César Osiris Serván Alegre. Gracias a él, hemos vuelto a ver a dos cuñadas queridas como lo son Lidia Vda. de Serván y, la madre del oferente, Luz Alegre. Ambas de Ancash. Aquí se juntan Carhuáz y Huaráz. Y como si esto fuera poco, César Augusto, el padre de Osiris, nació en esa bella región del Callejón de Huaylas, Huaráz, un 20 de Mayo de 1937, cuando nuestro padre prestaba servicios de Comisario en tan bello lugar. Él llevaba a toda la familia a los lugares en donde fue destacado. Por eso tenemos también un arequipeño, mi hermano Sócrates Francisco, querido e idenficado como "el tío Chocatito".

Primas Juanita y Mechita Serván.
Para completar esta reseña, manifestar que ver disfrutar de la reunión a mis nietos, que sienten el grito de la sangre, es algo que no puedo describir con palabras. Nuevamente estuvimos unidos los Serván Meza y sus descendientes, en una tarde sabatina feliz. Allí radica el éxito de esta convocatoria que asume con tanta responsabilidad y solvencia mi querido sobrino César Osiris Serván Alegre. Mis felicitaciones y entiéndase que lo principal es habernos vuelto a encontrar y disfrutar del calor antañero de nuestra casa de San Diego, en Surquillo. Hermanos, tíos, sobrinos y nietos. ¡Qué bonita familia! Gracias. 

Nota. Estaremos pendiente de mas fotos en cuanto las cuelguen. En todo caso, enviénlas a nuestro correo particular:  josecarloservan@live.com.

No hay comentarios:

Publicar un comentario