martes, 27 de enero de 2015

GRACIAS 2014 Y BIENVENIDO EL 2015.

Se nos ocurrió evocar algunos sucesos ocurridos en el 2014 y fue así y debo reconocer que estuvimos alejados del blog y metidos en el Facebook. Sin duda alguna es la ausencia de mi querida Antonieta la que me alejó de los festejos y otras cosas. En Mayo se cumplió el primer año que partió a la eternidad y nuestros hijos la recordaron con su Misa en la Iglesia de Santa Rosa en Lince y en donde también se efectuó la del primer mes. Damos cuenta de esta fecha en nuestro blog El Surquillano". Pasaríamos a casa de Juan Carlos  y en donde comprobamos que este dolor es sólo propio. Huelga el comentarlo. La naturaleza humana se manifiesta en toda su cruda realidad. 

Desde el 8 de Mayo de 2013 al 2014, todas las celebraciones que nos llenaban de alegría con la presencia de ella, llámense Día de la Madre, cumpleaños, Navidad y Año Nuevo, fueron postergadas. Respetamos el luto en su memoria. Un poco que se nos cerraron las ideas para escribir en nuestros blogs. Hoy lo hacemos y evocamos que el 12 de Febrero de 2014, fecha de su natal, estuvimos en el Campo Santo con nuestros hijos y nietos. Se repetiría el acto el segundo domingo de Mayo. Es decir, que jamás ha dejado de estar con nosotros. Y agrego que conmigo sigue presente y la añoro cada vez mas. El gran paliativo es escribir y mis adorados nietos.

Un tercer párrafo para evocar que en Setiembre de 2014, el 25, cumplimos 80 años de vida. Se dio la celebración en nuestro querido hogar con los amigos y familiares de siempre. Un reencuentro feliz y que nos convenció que la vida continúa. Nos volvimos a ver con mis hermanos César, Luis Eduardo y los clásicos Hamilton Zevallos, Gonzalo Chávez, Carlos Morán, Antonio Buckimgham, Willy Roggero y su hijo José Guillermo, Roberto Uceda mas el colega y amigo de siempre Manuel Acosta Calderón. A propósito de Manuel, se viene recuperando a paso lento de un infarto cerebral ocurrido a finales del 2014 y ya se encuentra en su hogar. Estamos siempre pendientes de su salud. Dios lo proteja.

Ha habido de todo en 2014. Nuestros hermanos María Mercedes y Sócrates Francisco nos dieron buenos sustos con su salud y sus años. Gracias a Dios ya se han restablecido y este 23 de Enero, evocando a nuestro viejito Ángel Serván Chuquivala, visitamos Surquillo y compartimos un buen día familiar y comentándoles a nuestras sobrinas Mechita y Luz, que antaño nuestro hogar se llenaba de familiares y amigos para celebrar su cumpleaños. Es ya costumbre nuestra el llegar a San Diego en las fechas de nuestros padres y hermano Ángel Pablo, para almorzar con la presencia espiritual de ellos. Siempre incentivo en nuestros hijos, estas costumbres de familiaridad.

Este 2014 nuestros nietos Alejandra y Joaquín se "graduaron" en su nido. También cumplieron seis años de vida y crecen y nos sorprenden con sus sorpresas infantiles. Ya empiezan su instrucción primaria y son nuestro aliciente, porque no hay cariño más sincero y sano que el de ellos. Agradecerle a Dios que nos de vida y salud. Reconocer en Juanita, nuestra hija mayor, que nos cuida y atiende con la voluntad y cariño de siempre. A Zoila Gabriela y Juan Carlos Serván Bernales, desearles siempre lo mejor con sus esposos, Mechita y Raúl Castro Salas, con la esperanza de buena ventura en 2015. Por todo lo condensado en esta reseña, una despedida cordial a 2014 y bienvenido el 2015. Gracias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario