viernes, 9 de marzo de 2012

GRAN PARRILLADA O BARBACOA AL ESTILO DEL DIOS OSIRIS. LUGAR: PIRÁMIDE SERVÁN.

El abuelo Ángel
Hace días recibimos una notificación en Facebook acerca de una nueva reunión de los Serván Meza y sus extensiones. En esa vieja casona levantada por Barbarita y el abuelo Ángel, luego del terremoto de 1940 y cuando todavía éramos niños, se llevará a efecto una reunión gestionada por el querido sobrino César Osiris Serván Alegre. Todavía estamos en este mundo los troncos del clan, empezando por mi hrermana María Mercedes, resistente al castigo y que la nueva generación no conoció de sus proezas en una pista de baile. 

Los tíos queridos Lolo y Anto-
nio con nuestra Barbarita.
En San Diego 566, cada 4 de Diciembre , cumpleaños de mi madre; cada 23 de Enero, el de mi viejo querido y los 11 de Setiembre, cuando celebraba el suyo María Mercedes, se armaba cada jarana y muchas veces con el tradicional estilo de tres días y su yapa. ¡Qué coraje el de Barbarita! Cocinar para decenas de invitados y hueleguisos. Se reunía la familia y nuestros tíos de ambas partes, compartíamos momentos de sana  alegría. Las amigas Olga, Albina, Blanca, Angélica y otras más, eran nuestras parejas de baile.

"Carlomagno".
Hoy no queda ni el eco de esas reuniones. El tono empezaba desde el día anterior con la serenata y con buen cantor y guitarras. Era un lleno total. No se iban hasta después del festejo. Las gallinas y los patos que criaba nuestro viejo querido, iban volando al matadero, felices de saber que iban a parar a buen estómago. Escribo esto para que nuestros herederos sepan que allí bebimos música y nación nuestra vocación por el arte y la locución. Ángel Pablo, fue el primero que debutó en la radio. Fue muy famoso.

César, Carlos y Hernando.
San Diego tiene para nosotros el valor de sus recuerdos. Es nuestra infancia pasada. Nuestra juventud divina y la formación escolar entre amigos de verdad. Esas calles todavía conservan nuestras huellas. Cada gol que conseguíamos, era una luna rota y escapada al toque. Aquella vecindad de buenos amigos, desapareció por completo. Muchos se fueron y los que quedamos, allí estamos en el paradero, con el boleto dispuesto a entregar al cobrador de la vida. Esa casa de San Diego, es nuestro tesoro de vivencias.

César en el carrito y yo
con el tigrillo salvaje.
Todavía con César Augusto, evocamos los años iniciales en los que nos tocaba el trabajito de darle cuerda a la "victrola". Un tocadiscos primitivo y que reproducía unas grabaciones a alta velocidad, es decir, a 78 revoluciones por minuto (RPM). Las tiendas los alquilaban con 20 éxitos del momento. La costumbre en nuestra casa, cuando no había orquesta, era alquilar al 50%. Mitad música criolla y mitad guarachas y los éxitos tropicales del momento. ¡Qué bien que la pasábamos en San Diego.

Con los amigos de San Diego.
César, mi hermano, es el pri-
mer parado de la derecha.
Tiene que ser Osiris, nuestro querido sobrino radicado en Suiza, quien vuelva a unir a la familia. Estaremos allí con la nuestra y esperamos compartir alegría y buenos deseos. Mañana sábado 10 de Marzo, cumple años Pameliata Serván Arévalo, hija de mi sobrino Pepe Carlos. ¡Qué suerte! Le cantaremos el Feliz Cumpleaños. Gracias Osiris por tener esa generosa voluntad de reunir a los Serván, por supuesto, a los de nuestro entorno. Este apellido a crecido mucho y ojalá podamos algún día integrarnos en una sola idea: la unión. El apellido Serván hoy circula en Facebook por todo el mundo. En un principio en la guía telefónica sólo existían mi tío Rigoberto Serván Castañeda y mi padre Ángel Ildefonso Serván Chuquivala. Todo ha cambiado en este mundo. Gracias. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario