domingo, 11 de noviembre de 2012

CANTAMOS EL "HAPPY BERTHEY" EN MATUCANA. ALEJANDRA Y JOAQUÍN TUVIERON SU FIESTA A PLENO SOL Y MOSQUITOS.

"Alejandra y Joaquín".
Un nuevo año para mis nietos y una nueva oportunidad de reunirnos con la familia. Un viaje largo, considerando que partimos desde la urbanizaciòn Santa Isabel en Carabayllo. Alistamos maletas desde el día anterior y satisfechos de haberles dedicado mi ofrenda musical con muchas fotos en You Tube. La abuelita Antonieta y las tías Juana y Zoila Gabriela, componíamos el grupo familiar que viajaría desde las once de la mañana y conducidos por Raúl Castro, mi yerno, experto conocedor de las rutas y, según ha trascendido,  competirá en la próxima carrera de autos  "Caminos del Inca". Futuro ganador.

El abuelito y sus nietos-
Fueron más de dos horas de viaje y llegamos al hermoso local que tiene el Banco Continental en la bella Matucana. Buen aire, mucho verdor, flores, árboles y piscinas. Es bueno cambiar de aires y esta era una gran ocasión de hacerlo. Es cruzar pastos y entre caminos acogedores dirigirnos hacia el lugar que se les había asignado. Subir por escaleras casi naturales y a lo lejos ya se divisaba un humo que delataba prendido un fogón. Desde cierta altura divisamos a Juán Carlos que nos indicaba cómo llegar al sitio. En el camino, otras familias disfrutaban de la naturaleza allí presente. Buscamos a los dueños de la fiesta y estaban muy concentrados observando sus nuevos regalos. Posamos inmediatamente con ellos para el recuerdo y aquí nos tienen juntos y muy felices.

Alejandra y su prima Fabiana.
Nos recibió desde la llegada mi consuegro Sergio Castro Requejo, padre de "Mechita" y que nunca deja de ponderar a su Sócota cajamarquina y se refiere a ella con mucho orgullo. Ya en el lugar, advertimos a mi hermano Hernando y sus nietos Fabiana y Alvarito, los hijos de Pepe Lucho, mi querido sobrino que llegó con Elizabeth, su esposa y que disfrutaban del ambiente con mucha alegría. Mechita, se hallaba en pleno combate con las papitas a sancochar y a dorar. Nos acompañaba un Sol brillante y el clima estaba en cierto modo fresco y saludable. Alejandra jugaba y se entendía a las mil maravillas con Fabianita que estuvo a su lado siempre.

Pepe Lucho y su esposa, "Pachìn", Zoila, Anto-
nieta y Elizabeth que abraza a "Juanca". Abajo
Manuel, Luzmila y Juanita con Gian Franco.
Las cámaras de "Medra Producciones" entraban en acción y así filmaban el acontecimiento. Nos dimos con la romàntica pareja de Irma Castro y su esposo el galán Carlitos Garay, que siempre nos indaga por lo que escribimos en Internet. Charlar con él fue muy grato, pero teníamos que atender a los que llegaban y así saludamos a mi "cuñadito" Manuel y su amada Luzmila. "Juanca" y su esposa Elizabeth nos daban su saludo y allí mostraban su sana alegría Luciana y Gian Franco, dos niños maravillosos y que se aunaron al feliz grupo infantil de Alejandra y Joaquín, más alegres que nunca. Antonieta, la abuelita, se sentía en las nubes al lado de sus nietos.

Joaquín y Ale con sus tortas y
dispuestos a soplar velitas.
La tía Edita y Carmen Castro Salas, pasaban los bocaditos y dulces a los niños. Llegaban las aguas gaseosas y los primeros brindis en esa grandeza natural del gran parque. No tardaron en llegar Alexis Núñez, gran baterista peruano, y su esposa Sabrina Niemeyer, artista del Brasil y que nos regaló un momento de su compañía para hablarnos de sus últimas presentaciones, en especial del vídeo que tiene de nombre "Cómo fue". Y llegó el momento de saborear la buena parrillada y cada cual se ubicó en las mesas disponibles y se dio inicio al "combate". Manolo el cheff distribuía las parrilladas a diestra y siniestra. ¡Qué rico! Hasta hubo "repeticuá".

Meche y Pachín
¡Gracias!
Era hermoso ver a Alejandra y Joaquín, disfrutando de su alegría en tan bello lugar. Hasta que llegó la hora del cumpleaños feliz y las tortas se encendían con sus cuatro velitas. Todos a pecho abierto entonamos el "Happy Berthey" y en nuestro corazón sentíamos los mejores deseos para estos nietos que me han vuelto a hacer creer nuevamente en la vida. Había que verlos. Felices y captados por los fotógrafos allí reunidos. Se extrañó a los padrinos Elena y César, pero estaban alli Zoila y Guillermo, representándolos de todo corazón. Empezó a llover y había que fugar. Despedidas, abrazos y besos. Desde aquí, mi sincera felicitación a Mechita y "Pachín" por tan inolvidable reunión. Un esfuerzo notable por festejar como se debe a sus mellizos queridos. Muchas gracias hijos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario