martes, 17 de julio de 2012

LUCHO CASTAGNOLA ESTÁ DE CUMPLEAÑOS EL 17 DE JULIO. ES NUESTRO SOBRINO CANTOR CASADO CON LUZ SERVÁN MIRANDA. ¡FELICIDADES!

Luis Castagnola
Se trata de Luis Dante Castagnola Vásquez y que nació un 17 de Julio para cantar. Todos llegamos pre destinados para algo. La vida nos señala el camino y está en nosotros seguir esa ruta hasta encontrar nuestro verdadero destino. Lo cierto es que la cigüeña cumple con su encargo y deja posar en la tierra su canastilla dorada, pero antes, cruza muchos sitios do donde extrae facultades diversas que adornarán el futuro de su carga preciosa. De allí es que llegan futuros ingenieros, médicos, abogados, artistas y todo lo demás. La reseña que viene, va dedicada con todo afecto para mi sobrino.

Luz Amelia Serván, mi
querida sobrina.
Vamos a recurrir a la imaginación y retroceder en el tiempo y averiguar por qué lugares cruzó la cigüeña que trajo a Lucho Castagnola. Nadie conoce exactamente el sitio de donde recoge los encargos y que Dios con su grandeza infinita creó. Lo que si es cierto es que tendrá que recorrer el espacio y en ese vuelo escoger lo que distinguirá al pequeño viajero. Entonces, con su visión especial, va buscando lo que supone adornará a su  criatura y como procede de apellido italiano, baja un rato en la bella península.

Cantándole a su madre
política Lidia Miranda.
Ingresa a la Scalla de Milán en donde resuenan las voces de los más connotados tenores del mundo y aspira los tonos y característica propias de esas gargantas privilegiadas. De aquí es de donde procede la genética de Lucho, ese talento para cantar. A veces poco entendido, pero, que es lo que le gusta y lo que lo mantendrá ligado a su destino. No se trata de encontrar la mesa servida. Tendrá que buscárselas y en base a estudio y perseverancia logrará su cometido. De aquel sitio del canto, recogió la voz.

Fernanda y Barbarita
con el dueño del santo.
Y es así que aterrizó y nos dejó un simpático y rollizo bebé que hizo feliz a su familia. Nos imaginamos a la mamá feliz de sentir los lindos tonos casi musicales del llanto de su bebé. Creció y se convirtió en ciudadano y no conozco la hora ni el sitio en donde conoció a mi sobrina Lucesita. Lo cierto que nos tocó la suerte de llevar a mi sobrina al Altar. Aún recuerdo la emoción que nos embargaba de hacer ingresar a la novia a la Iglesia en donde se dirían ambos el sí eterno. No lo olvido y me parece verlo todo.

La mami de Lucho y nietas
¡Qué buena mesa!
Nos tocó hacerlos bailar el Danubio Azul y todo el correspondiente ceremonial en casa de mi querida cuñada Lidia. Allí estuvieron los abuelos y los tíos y los hermanos. Ese recuerdo es el que evoco y traigo a esta reseña como un homenaje de salutación a este singular sobrino cantor. Voz de tenor y que nos hiciera el gran regalo de cantar para Mechita Castro y Juán Carlos Serván, nuestros hijos, en aquella misa inolvidable de su ceremonia matrimonial en la Iglesia de Pueblo Libre. Muchas gracias Luchito.

¡Viene el Do de pecho!
Por ello, y ahora sumergido en estas reseñas, saludo al dueño del cumpleaños. Lo felicito porque ha sabido sacar adelante a su familia y con mi querida sobrina Luz Amelia, nos han regalado a Fernanda y a Barbarita Castagnola Serván. El abuelo Ángel Pablo, mi hermano, ya en manos de Dios, se sentirá feliz de las nietas que alegran a la abuela Lidia y a todo su entorno. A nombre de los de mi casa, toda la felicidad del mundo para Luis Dante Castagnola Vásquez. Que sigan los éxitos en el canto, muchas Misas y cualquier cantidad de fiestas. ¡Feliz Cumpleaños! Gracias. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario