martes, 11 de septiembre de 2012

11 DE SETIEMBRE Y EN SURQUILLO CELEBRA UNO MÁS MI HERMANA MARÍA MERCEDES SERVÁN MEZA. ¡MUCHAS FELICIDADES!

La dueña del cumpleaños y sus hermanitos que-
ridos: Hernando, César Augusto, Luis Eduardo,
yo y "Chocatito". ¡Estás preciosa!
Nos estamos reponiendo de una visita que nos hizo la pesada "Agripina". Le tengo terror porque es antojada y me tira a la cama. Me vigila y no deja de observarme durante cuatro o más días. Allí está al acecho y vieja como yo. Es la misma que nos hacía hervir de fiebre cuando pequeños y para que no la olvidemos, nos dejaba una tos persistente y duradera. Por esas épocas, mamá Barbarita nos engreía en extremo. En nuestra camita y recibiendo sus atenciones muy preocupada. Teníamos como parte de su engreimiento, luego de las comidas, unas ricas mazamorras y `postres.

Cuento esto, porque cuando estábamos normales, es decir sanos, se acababan todas las atenciones tan especiales para el enfermito. Cuanto más duraba el efecto de "agripina", pese a sus síntomas tan poco deseables, nos sentíamos felices porque mamá nos atendía con especial cuidado. Nunca fui engreído en extremo. Decía mi madre que éramos robusto y fuerte. Por lo tanto teníamos tareas que cumplir. Una de ellas consistía en barrer el piso de toda la casa en cuanto llegábamos del colegio al mediodía. Caso de no hacerlo, nos quedábamos sin almorzar y ese si era un fuerte castigo.

El 11 de Setiembre era muy bien festejado por "Maricucha". En casa eran tres los cumpleaños que jamás dejaron de celebrarse. Los otros dos, los de Barbarita y mi viejo Angel Ildefonso. Se llenaban todos los ambientes y no exagero en decir que llegaban familias completas como las de los Zamudio Huamán: Francisco, Augusto, Juán, Lázaro y sus correspondientes esposas. También llegaban los tíos Meza: Pedro, Antonio, Ricardo, Lolo, Leopoldo y, por supuesto, sus esposas e hijos. Cómo olvidar a Mercedes Ruiz y sus hermanas Cruz y Gabriela y acompañadas de una corte de caballeros.

Te regalo esta foto en la que aparecen mi nuera
Mechita, "Gaby Rossi", Juanita y mis nietos
Alejandra y Joaquín que te deseamos un ¡Feliz
Cumpleaños! Por supuesto el saludo de todos.
Cómo olvidar a la cmadre Hermelinda, tu madrina y Don Leoncio Guizado. Eran padrinos por partida doble, ya que ambos también apadrinaron a mi hermano Angel Pablo. Llegaba con Jorge, Carmen y Elena Guizado Jol y otras veces con sus tías. También nos visitaba el tío Rigoberto Serván Castañeda y, según la ocasión con una de sus esposas. Es que enviudó y hubo cambios en el equipo. Gran bailarón el General Serván. Y donde dejamos al tío Leopoldo Cueva? Con Eva y todos sus hijos, se aparecían a golpe de 11 de la noche y porque cada tono era de amanecida y por tres días.

Épocas de celebraciones natales con orquesta y conjuntos criollos. María Mercedes lo hacía con el famoso "Pick Up" y que se alquilaba con 20 discos de 78 RPM que, en un principio había que darle cuerda y para eso estábamos.  Cambiar de agujas cada 5 tocadas y con música variada. Las amigas de mi hermana eran muy buenas bailarinas y con ellas aprendí todos los ritmos de moda. Era yo un niño grande de tamaño y sabía movilizarme en ese ring de baile. Albina, Blanca, Olga, Angélica, Martha, Hortencia y María Jesús, algunos de los nombres que no olvido.

Fui el acompañante de mi hermana a las fiestas de sus amigas. Creo que viví una de las etapas más felices de mi vida. Bailar y gozar de una fiesta de cumpleaños a la antigua con buena comida y mucha alegría. Todo esto es parte de un pasado que disfrutamos en mi San Diego querido y que me da oportunidad de recordar este 11 de Setiembre por el cumpleaños de mi hermana. Allí estaremos los de siempre: César Augusto, "Chocatito", "Ervin, Hernando y mis sobrinos. ¡Vayan matando! Ya dejamos a "agripina" y espero darle un gran abrazo a María Mercedes, almorzar juntos y volver temprano porque juega Perú contra Argentina. Hasta más tarde, querida familia de Surquillo. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario