martes, 28 de febrero de 2012

¡BIENVENIDO "OSIRIS"! NO SE TRATA DEL DIOS IGIPCIO. ES MI SOBRINO DE SUIZA QUE HA LLEGADO DE VISITA AL PERÚ.

César Serván
Alegre
Siempre la familia unida y gracias a "SERVANEANDO" le doy la bienvenida al popular OSI. Hijo de mi hermano César Augusto y que reside ya desde hace muy buenos años en Suiza. Tiene tres hijos y un matrimonio feliz con mi querida sobrina política Veronique, una profesional en Antropología, de gran capacidad intelectual y que ha mejorado la raza. Esta es una manera de decir que tenemos los peruanos, cuando nos unimos a gente de otro lugar del planeta y que sin ninguna duda nos llevan ventajas culturales y sociales.

Ya tiene varios días en nuestra capital y específicamente en Surquillo. Me imagino, más alegre que su apellido, a la mamá, mi apreciada cuñada Luz Alegre. Ni hablar de César Augusto. Su teléfono ha sido silenciado y no se las razones. He tratado de saludar al sobrino y no hallo la manera de hacerlo. No podría decir si ha cambiado o no en lo físico, porque lo veo a diario en el Facebook y en donde suele colocar fotos suyas y de sus hijos y familia. Un muchacho con muy buena suerte y que superando el gélido frío, se ha adaptado a la vida alpina.

"Osi" en un paraje alpino
Le debo a este sobrino el poder expresarme a través de mis blogs. César Osiris me permitió con su buena orientación, a llegar a este medio fascinante. Es el culpable de que me ponga frente a esta pantalla  y abra correos a diario. Haberme reencontrado con viejos amigos y familiares. Iniciado nuevas relaciones con personas que encontramos en estos viajes cibernéticos y que, con el correr de los mese, nos da la impresión que son amigos de toda la vida. Gracias a "Osi", tenemos los momentos de relajo más agradables.

Le deseo que disfrute mucho al lado de sus padres y de su familia surquillana. Tendré que ir de visita a mi San Diego querido para ver al sobrino. Hace ya buen tiempo que no le doy una miradita a esa casa que guarda tantos secretos nuestros. Conversar con Maria, mi hermana mayor que ha sabido superar males y nos sorprende con sus llamadas telefónicas, muy conversadora y alegre. Eso es lo que nos decimos. Nada sacamos con entristecernos ante lo ineludible. Hay que vivir como si estuviéramos en la plenitud de nuestras fuerzas.

Los "Césares" y Veronique.
Completo esta bienvenida a César Osiris Serván Alegre, invitándolo a nuestro hogar y compartir su estancia con sus primos, mis hijos. Que conozca a Alejandra y Joaquín, nuestros amados nietos y sepa que siempre nos acordamos de él. Buena época de sol y calor. En Europa y específicamente Suiza, el frío es lo más natural de la vida diaria. Una buena y feliz estancia en Lima, es nuestros deseo para el Serván que radica lejos de la Patria. Será motivo de una próxima reunión  para hacerle los honores al visitante. En esta foto hallamos a César Augusto, mi hermano, al vástago que nos visita y a Veronique, la esposa lejana pero que siempre está con nosotros. Un fuerte abrazo y esperamos con ansiedad de verdadero tío, hacer un  brindis con César Osiris Serván Alegre. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario