domingo, 8 de junio de 2014

GRACIAS A GUIDO VIGNOLO POR SU AMISTAD. UNA REUNIÓN FELIZ Y MUSICAL EN SU HOGAR DE SAN MIGUEL. GRACIAS.


"Filomena y Guido".
No todos los días son iguales y el 7 de Junio de 2014 tiene una connotación especial para nosotros. Sentir el afecto de una familia amorosa que nos abrió las puertas de su hogar y a la que dedico esta humilde reseña. Llegar a su casa de San Miguel y con todas las facilidades para nosotros, es inolvidable. Nuestro querido colega y amigo Guido Ernesto Vignolo Castillo, al que por su trayectoria artística y de periodista habíamos evocado en nuestro blog "Artistas en el Perú", nos quería manifestar su contento y satisfacción por lo que dijimos de él. No es una costumbre aceptar lo expuesto, pero cuando nos explicó que se trataba de un deseo de su dueña y señora Filomena y, por supuesto, de sus hijos, no pudimos negarnos. Vaya por delante nuestro agradecimiento a esta dama tan generosa y que se demuestra siempre con esa sonrisa de amistad tan elocuente.

Manuel Alfredo Aguirre
Conocimos a Guido Vignolo Jr., con una cortesía propia de su familia y que colaboró en muchas de las tomas fotográficas de nuestra "Cámara Viajera". Un comentario especial para referirme a Manuel Alfredo Aguirre Zapata, amigo de toda la vida y que en estos últimos tiempos nos ha dedicado parte de su existir con sus entretenidas experiencias contadas a viva voz. Alfredo es el motor de "Los Aguirre", aquella agrupación de música nuestra que, con sus hermanos, impusieran éxitos y que todos cantamos. Gran amigo de Guido Vignolo y con quien se entendieron a las mil maravillas jugando al fulbito y que es para ambos parte de su existencia. El periodista ya está en retiro de lo que significa jugar con un balón, pero Alfredo no perdona nada y justo llegó a esta cita luego de haber participado en una contienda que significó gran esfuerzo, pero allí se presentó para alegría de todos nosotros.


Las canciones de Guido Vignolo
Fue una tarde de sorpresas y regalos. Nuestro gentil oferente y que todos sabemos ejerció el periodismo de espectáculos en el famoso diario "Última Hora" y cuenta con recuerdos de sus entrevistas a los artistas que triunfaban por esos tiempos, es también un compositor de éxitos que, sin afanes de ventas, ha recopilado a través de un disco que obra ya en nuestro poder y en el que están las voces de "Lucho Barrios", "Gaby Zevallos", "Ramón Avilés" y "Anamelba" entre otros famosos cantantes. Consta de Audio y Video y es grato ver al famoso grupo "Karakhol" interpretando de Guido Vignolo "El Diablo y mi Suegra" y que, según propia confesión, fue una humorada y nada tiene que ver con su cálido hogar. Como podrán observar, hasta regalos tuvimos y que nos dará ocasión de evocar tiempos idos mejores.

Trío Serván, Vignolo y Aguirre.
Posamos para el recuerdo antes de ocupar nuestros lugares en el acogedor comedor de los Vignolo y que resultó impactante por el inmejorable menú y que previamente nos permitió humedecer los labios con un exquisito aperitivo y recibir las palabras de agasajo de nuestro querido colega y su familia. Llegaría la orden de ¡Al ataque! y no hubo negativa alguna. Nos acompañaban un invitado especial de la familia y nuestro acompañante Gonzalo Chávez Rondón, amigo y vecino, publicista y cantor que cayó como guante al puño en esta memorable cita. Nos agradó esa exquisita "causa" de entrada y, más aún, ese "seco norteño" con sus buenos frijoles y gustosa presa y arroz que, nos dejó "heridos" y con mucho gusto. Felicitaciones a la dueña de casa por manos y gustos maravillosos.

Alfredo y Gonzalo Chávez.
Ya de retorno a casa me confesaba su contento Gonzalo Chávez y de haber tenido oportunidad de haber cantado al lado de Alfredo Aguirre y su guitarra. Nos deleitaron con los éxitos de "Los Panchos", las eternas canciones y un bolero perteneciente a la firma de Manuel Ortiz que grabara como primera voz de "Los Morunos" cuando su integrante era Alfredo como el señor del "requinto". Puedo afirmar que resultó una sesión musical de primera y mucho más por las anécdotas de tantas vivencias artísticas de parte de quienes compartimos esta reunión. Muy difícil encontrar estas ocasiones de evocar recuerdos y que, en estos últimos tiempos, los hemos vivido con Alfredo Aguirre, por ejemplo, en casa de Hugo Donayre Manrique y al que cito por su amistad y toda una vida dedicada a resaltar nuestras costumbres criollas.

"Dicen que las despedidas son muy tristes", reza así una composición de Emilio Peláez Montero y que sirve para culminar esta nota de agradecimiento a Guido Vignolo, su esposa Filomena y familia. Posamos todo el grupo y encargado de captar la escena fue Gonzalo Chávez. Las guitarras de casa en manos de Alfredo Aguirre y Guido que, pese a ser el dueño de los instrumentos, prefirió quedarse frente a su máquina de escribir y lograr las crónicas más interesantes en sus épocas de brillante periodista. Muchas gracias por las atenciones recibidas y nos queda una misión urgente de cumplir: hemos subido de peso, porque nos fue difícil evitar tanta delicia servida, pero nos dejó igualmente el corazón contento. Un abrazo sincero a toda esta linda familia Vignolo y, mientras nos ponemos el buzo para "exprimirnos" algo, les reitero nuestro contento de haber disfrutado de un gran momento de felicidad y bella amistad. Gracias.