domingo, 19 de enero de 2014

LA FOTO DEL RECUERDO DE UN 19 DE ENERO. UNA CARTA AL CIELO. CUMPLEAÑOS DE ZOILA GABRIELA.

Gaby y Zoila Gabriela
Novia mía: Fue el nacimiento de nuestra hija y te capté con ella en brazos al dejar el Hospital del Empleado. ¡Cuánta felicidad existía! Al fin teníamos al hijo deseado. Casi seis años de espera y nos llegaba esta muñeca sonriente que alegraría nuestras vidas. Llegaba un 19 de Enero y con esa carita de ternura que impresionaba a todos. La observabas orgullosa de tu obra y conoció la calle con la inocente observación a todos los que la miraban. Jamás dejó de mostrarnos esa dulzura angelical de su rostro. ¡Qué maravilla! ¿Verdad? Y ha continuado así y nos regala por do quiera ese don maravilloso de la sonrisa y el amor.

La pequeña cocinerita.
Dejaste entonces en definitiva el canto y te entregaste a tu labor de madre. Era una niña que hacía travesuras increíbles y también dotada de tu oído maravilloso. ¿Te acuerdas que le grabé "Ay Muchacho", el tema que cantaba Rita Pavone y con su media lengua hizo una versión original con mi acordeón? ¿Y dónde queda "Santa Lucia"? Cantada en italiano con todos los requiebros habidos y por haber? Se los enseñó Juanita. Así es novia mía. Tal como sucedió ayer, hoy deseo celebrar contigo el 19 de Enero. Siempre evocando a esa criatura que nos endulzó la vida y a la que con todo tu cariño llamaste "Gaby" y así quedó para siempre. Como heredera del nombre artístico que tuviste en la radio.

Juan Carlos y Zoila Gabriela
Nada hay más hermoso en la vida que ser padres. Me diste dos hijos maravillosos y que Dios los bendijo. Todos te añoramos y hoy que es su cumpleaños, te pido la protejas. Déjame un rinconcito a tu lado para volver a sentir tu calor y como aquel 19 de Enero, cuando cumplió su primer añito, canta conmigo el "Happy Berthey Tou You". Gracias novia mía. Han volado los sonidos de las campanitas por el cielo y se oyen con un tintineo celestial. Es la voz de mi "Gaby Rossi" en el saludo de cumpleaños para Zoilita Gabriela. Muchas felicidades y que se sigan cumpliendo tus metas y aspiraciones. Gracias.

Zoila Gabriela.
Texto que publiqué en Facebook el 19 de Enero de 2014, con motivo del cumpleaños de nuestra hija Zoila Gabriela Serván Bernales y que se realizó en íntima reunión familiar en su hogar. Bien atendidos y siguiendo la tradición que impuso con maestría nuestra adorada esposa y presente en nuestros actos por siempre. Agregar que el mundo sigue su ruta infinita y en ese camino iremos navegando juntos. Aquí tienen a nuestra "bebé". Con la misma sonrisa que la adornó al nacer. Vino con ella y nos alegra la vida. Salí ganador con ella y con mi otro hijo varón, el querido "Pachín" que con su Mechita Castro Salas nos han dado la felicidad de ser abuelos de Alejandra y Joaquín. Gracias. 


miércoles, 8 de enero de 2014

OCTAVO MES Y TE RECUERDO COMO AYER. "ANTONIETA BERNALES DE SERVAN PARA SIEMPRE".

"Gaby Rossi".
Hoy me ocuparé en este blog familiar de evocar a mi querida esposa Antonieta. Es 8 de Enero de 2014 y se cumple el octavo mes de nuestra separación mortal. Así es. Porque en alma estamos siempre juntos y no habrá manera de quitarla de nuestros pensamientos. Se fue el año pasado con las estridencias clásicas que festejan lo bueno y lo malo que nos dejó y en la Navidad sentimos la estocada de aquel 8 de Mayo de 2013. Con mis hijos y frente al Niño Dios, quedó patente que el amor y el buen recuerdo jamás dejan de existir.

Confesaré lo que ha diario pasamos. La rutina de un jubilado y pensionista que prefiere ubicarse frente a la computadora para escribir sus reseñas. Casi siempre a las 6 horas nuestro reloj nos pone de pie y como por arte de magia, en las horas de pequeño descanso, surgen las ideas y evocaciones cuyo destino está marcado. Es por eso que nos damos cuenta de todo lo que nos rodea. En especial los buenos pensamientos. Se acabaron los egoísmos, las discusiones y todo aquello que empañe lo que nos queda de vida. Eso si pasó al olvido.

Nuestro matrimonio.
La verdad es que todavía no podemos acostumbrarnos a la ausencia física del amor que nos hizo jurar ante Dios, nuestra fidelidad. Podría parecer una exageración y el buscar consuelo innecesario. No es así. Tampoco podemos comprometer a los que nos rodean a vivir nuestro drama secreto y que ya no lo es, porque lo estamos confesando. Las dos fiestas principales de fin de año fueron con mi Antonieta. El Nacimiento la hizo presente y aquel Niño Dios de aquel pesebre que ella levantaba con vocación familiar, nos la hizo volver con felicidad y llanto.

Somos reacios a salir y sólo es el extrañar a nuestros nietos Alejandra y Joaquín lo que nos insta a dejar este nuestro rincón de evocaciones. Van creciendo y tomando su propia personalidad. Nos agradaría verlos a diario, pero sabemos que lo natural es que se desarrollen con quienes les dieron vida: sus padres. No queremos pecar de intrusos. Y surge la verdad. Como es lógico, ya hay otras distracciones "mejores" y vamos pasando al lugar que nos corresponde y que se repite en todos los humanos por Gracia de Dios: la soledad.

Nuestra mejor foto con
mis hijos.
Tampoco es infelicidad. Si tenemos alegrías y compartimos positivismos y de lo otro también. Lo exige nuestra condición humana. Nacimos para convivir con quienes nos rodean y el avance de la ciencia cada vez nos liga al mundo. El Facebook nos llena de "amigos". Es sorprendente ver la millonada de amistades que uno conquista en el espacio cibernético. Te das el lujo de recibir frases alentadoras y desayunas, almuerzas y cenas con toda tu gran familia del universo. ¡Qué maravilla! ¿Verdad? No pueden negarme ustedes la razón.

Por todo esto es que agradezco al Divino Hacedor mi tranquilidad. EL sabe disponer lo que a sus hijos hace falta. Muchos no lo advierten. Pero tampoco puede borrar de nuestras mentes el amor. Eso fue su más grande creación. Jesús dijo: "Amaos los unos a los otros". Muy difícil de aceptar. Es por ello que vamos superando la ausencia de quien nos acompañó toda lo que fue su vida. Cada 8 está marcado por ella. Hasta aquel reloj musical y sus campanadas de cada hora. Nunca dejó de alimentar su batería. Y nosotros lo hacemos ahora por ella. "Porque así se hace presente". Gracias.

Paseo hermoso con Alejandra y Joaquín, nuestros nietos.
Foto obtenida por Juan Carlos y figuran también Mechita
Castro y Juanita.