viernes, 28 de septiembre de 2012

26 DE SETIEMBRE FUE CUMPLEAÑOS DE LUIS EDUARDO "ERWIN" SERVÁN MEZA. ESTUVE CON ÉL Y CELEBRAMOS LA FECHA.

César y Luis Eduardo
El 26, día de mi "corcovete", fui a saludar a mi hermano Luis Eduardo, nacido en 1942 y que pisa con gran alegría la base 7. ¡Cómo pasan los años! Hoy todos somos ya veteranos. Con Hernando eran los últimos que llegaron al hogar de los Serván Meza. Es tanto el cariño que le tengo, porque me permitió cambiarle los pañales, cuando nuestra viejita querida, mi Barbarita, me pedía le diera una mano. Yo tenía 8 años cuando nació y hasta ahora siento su primer llanto al llegar a este mundo.

 Lo recibió la señorita Pinedo, una bien recordada obstetra que residía en nuestro Surquillo querido. Nos trajo a todos los Serván Meza y era grato saludarla cuando crecimos y la hallábamos en nuestro camino. Una verdadera profesional y muy evocada en nuestras conversaciones. Bien. Me remonto en el recuerdo a esos primeros años de Luis Eduardo y pensaba mucho en lo que sería su futuro. Siete hermanos. Una mujer y seis varones. Nos une un verdadero cariño fraterno.

Foto del recuerdo y están Sócrates, Hernando y
Luis Eduardo. Nuestra querida mamá y César.
¿A quién tiene en brazos Barbarita?
Ingresó a la Universidad y se graduó de sociólogo. Es temperamental y sabe analizar los problemas de nuestro Perú y lucha en su interior para poder enderezar al árbol torcido. Al llegar a los 70, le deseo lo mejor. Que sigamos unidos y dando un ejemplo de hermandad a los sobrinos y nietos que ya son muchos. Cada vez que llego al que fuera mi hogar paterno, conversamos mucho y siempre recordamos los tiempos pasados. Las horas pasan volando y "Erwin" nos entretiene con sus comentarios.

Lleva ese apelativo desde niño. Mi padre y cuando se llevaba a cabo la segunda guerra mundial, fue admirador de las proezas del "Zorro del Desierto", como se le denominaba al general del ejército nazi que cumplió exitosas campañas en el frente de guerra Erwin Rommel y que cuando contravino los planes de Hitler, tuvo que aceptar su invitación al suicidio. De este personaje y no hallo la razón, en una reunión familiar con mis tío materno el Dr, Pedro Meza, quedó para siempre como "Erwin".

Hernando, C ésar, Erwin, yo y
Sócrates. Sentada, María
Mercedes. Los Serván Meza.
Y así lo conoce todo el mundo. Hasta nuestras últimas generaciones le dicen "Tío Erwin" y él, feliz. Un hermano del que tengo mucho orgullo por su personalidad y su cariño al hogar. Muy conocedor del fútbol peruano y el deporte en general. Por algo heredó los gustos de nuestro hermano mayor Angel que integrara el famoso "Pregón Deportivo" de Oscar Artacho y dieran mucho que hablar cuando surgieron en 1948 y coparon la sintonía radial de esos tiempos. Fueron fabulosos.

Tiene otra virtud y nos ha sorprendido por su exquisito gusto en la cocina. No necesitamos de Gastón para saborear los mejores platillos criollos en nuestro hogar. Por su cumpleaños, lo suplió mi sobrina Luz Amelia, heredera del talento de la abuela Barbarita. Pasamos el 26 siempre unidos y con María, la mayor de los Serván Meza, encabezando el almuerzo. Sócrates, yo, César Augusto y Hernando con la visita de Adrián Cueva y Lucho Castagnola, lo pasamos de maravilla. Ahora nos espera el 4 de Octubre, cumpleaños del "Tío Chocatito". Allí estaremos. Gracias.

miércoles, 19 de septiembre de 2012

"19 DE SETIEMBRE". CUMPLEAÑOS DE MI CUÑADO MANUEL LENGUA QUIROZ. NACIÓ EN 1938. SAQUEN SU CUENTA.

¡Qué bonita pareja!
Luzmila y Manuel.
Como ya es costumbre en la familia, siempre dedicamos un saludo especial a quienes celebran un año más de vida en este Paraíso Terrenal. Hoy celebra uno más mi querido cuñado. Nos conocemos desde 1956, cuando todo escolar, vigilaba a su hermanita con la que iniciábamos nuestro primer romance. Un excelente alumno del Colegio Nacional "Alfonso Ugarte" y promoción de de mi hermano César. ¡Qué coincidencia! Por esto es que en muchas de nuestras reuniones, se enfrascan en gratos recuerdos. 

¡Pórtate bien abuelito!
En fecha tan especial, no puedo dejar de mencionar a quien siempre nos regala su cariño a través de la distancia que Dios impone. Me refiero a mi amorosa suegra. Zoila Quiroz Perasso de Lengua. Tuvo hondo significado en mi vida y es quizá el mayor regalo que recibí de la Providencia. Jamás dejaré de mencionar al viejo Moisés, al abuelo cariñoso, al ciudadano iqueño de los mil oficios. Hoy se debe haber graduado de "ayudante de San Pedro". Es el encargado de abrir las puertas del cielo a quienes parten hacia allá.

Te saludan Zoilita y Morán
Cuanta agua ha corrido por el río de la vida. Mi querido cuñado y sus amigos "Los Juanitos". Una encantadora asociación de amistades y que se reunía sacrosantamente todos los viernes y celebraban sus aniversarios a toda música con "Carlos Serván y sus Teclas". Ese Nat King Cole, el colorado tan singular y buen cantor. Mi inefable amigo Mejía y tantos "juanitos" que saboreábamos las exquisitas frijoladas con seco a cargo del cheff Manuel Lengua Quiroz. Todos los gatos desaparecían del barrio.

¡Bingo!
¿Recuerdas las fiestas en casa de Don Walker Cervantes Ruiz de Somocurcio? Cada cumpleaños era un suceso. Allí dejamos nuestra huellas. Esos bailes de carnaval y los disfraces. Ibas con tu Luzmila y bailaban hasta el cansancio. Toda esa buena gente no se ha borrado de mi memoria. No podemos quejarnos de lo que la vida nos ha regalado en amistades. Tiempos que no volverán, pero que han quedado marcados para siempre en el calendario de nuestras vidas. ¡Lo máximo!

Luciana y Joaquín.
En un aniversario más de tu vida, debo agradecerte los años que nos hiciste vivir con tus visitas a nuestro recién inaugurado matrimonio. Cuando llegabas con José Asiam Cadsella a la calle Quilca, nuestro primer refugio y saboreabas las ricas "papas a la diabla" y el "aguadito de machete" que con tanto amor cocinaba Antonieta. Nos casamos justo cuando anduvimos sin "chamba", pero allí fue el feliz comienzo y gracias a ello tenemos un hogar indestructible y feliz.

Los Lengua y la abuela Lida.
¡Feliz Cumpleaños!
Te deseo un buen día. No estaremos juntos pero te acompañaré desde este mi rincón. Ya te saludamos temprano y sabemos que de todas maneras irán mis sobrinos queridos Manuelito, "Juanca" y César. Son tu felicidad y con Luzmila,  los nietos y la abuela Lida, se ha completado la gran familia. Para agregar a uno más, está "Facundo". ¿Pa' qué más? Gracias por todo lo bueno que hiciste y haces por este tu cuñado que te desea siempre lo mejor. Deja de llorar y levanta tu copa y brinda conmigo. ¡Salud! Que se vengan muchos más. Gracias.



martes, 11 de septiembre de 2012

11 DE SETIEMBRE Y EN SURQUILLO CELEBRA UNO MÁS MI HERMANA MARÍA MERCEDES SERVÁN MEZA. ¡MUCHAS FELICIDADES!

La dueña del cumpleaños y sus hermanitos que-
ridos: Hernando, César Augusto, Luis Eduardo,
yo y "Chocatito". ¡Estás preciosa!
Nos estamos reponiendo de una visita que nos hizo la pesada "Agripina". Le tengo terror porque es antojada y me tira a la cama. Me vigila y no deja de observarme durante cuatro o más días. Allí está al acecho y vieja como yo. Es la misma que nos hacía hervir de fiebre cuando pequeños y para que no la olvidemos, nos dejaba una tos persistente y duradera. Por esas épocas, mamá Barbarita nos engreía en extremo. En nuestra camita y recibiendo sus atenciones muy preocupada. Teníamos como parte de su engreimiento, luego de las comidas, unas ricas mazamorras y `postres.

Cuento esto, porque cuando estábamos normales, es decir sanos, se acababan todas las atenciones tan especiales para el enfermito. Cuanto más duraba el efecto de "agripina", pese a sus síntomas tan poco deseables, nos sentíamos felices porque mamá nos atendía con especial cuidado. Nunca fui engreído en extremo. Decía mi madre que éramos robusto y fuerte. Por lo tanto teníamos tareas que cumplir. Una de ellas consistía en barrer el piso de toda la casa en cuanto llegábamos del colegio al mediodía. Caso de no hacerlo, nos quedábamos sin almorzar y ese si era un fuerte castigo.

El 11 de Setiembre era muy bien festejado por "Maricucha". En casa eran tres los cumpleaños que jamás dejaron de celebrarse. Los otros dos, los de Barbarita y mi viejo Angel Ildefonso. Se llenaban todos los ambientes y no exagero en decir que llegaban familias completas como las de los Zamudio Huamán: Francisco, Augusto, Juán, Lázaro y sus correspondientes esposas. También llegaban los tíos Meza: Pedro, Antonio, Ricardo, Lolo, Leopoldo y, por supuesto, sus esposas e hijos. Cómo olvidar a Mercedes Ruiz y sus hermanas Cruz y Gabriela y acompañadas de una corte de caballeros.

Te regalo esta foto en la que aparecen mi nuera
Mechita, "Gaby Rossi", Juanita y mis nietos
Alejandra y Joaquín que te deseamos un ¡Feliz
Cumpleaños! Por supuesto el saludo de todos.
Cómo olvidar a la cmadre Hermelinda, tu madrina y Don Leoncio Guizado. Eran padrinos por partida doble, ya que ambos también apadrinaron a mi hermano Angel Pablo. Llegaba con Jorge, Carmen y Elena Guizado Jol y otras veces con sus tías. También nos visitaba el tío Rigoberto Serván Castañeda y, según la ocasión con una de sus esposas. Es que enviudó y hubo cambios en el equipo. Gran bailarón el General Serván. Y donde dejamos al tío Leopoldo Cueva? Con Eva y todos sus hijos, se aparecían a golpe de 11 de la noche y porque cada tono era de amanecida y por tres días.

Épocas de celebraciones natales con orquesta y conjuntos criollos. María Mercedes lo hacía con el famoso "Pick Up" y que se alquilaba con 20 discos de 78 RPM que, en un principio había que darle cuerda y para eso estábamos.  Cambiar de agujas cada 5 tocadas y con música variada. Las amigas de mi hermana eran muy buenas bailarinas y con ellas aprendí todos los ritmos de moda. Era yo un niño grande de tamaño y sabía movilizarme en ese ring de baile. Albina, Blanca, Olga, Angélica, Martha, Hortencia y María Jesús, algunos de los nombres que no olvido.

Fui el acompañante de mi hermana a las fiestas de sus amigas. Creo que viví una de las etapas más felices de mi vida. Bailar y gozar de una fiesta de cumpleaños a la antigua con buena comida y mucha alegría. Todo esto es parte de un pasado que disfrutamos en mi San Diego querido y que me da oportunidad de recordar este 11 de Setiembre por el cumpleaños de mi hermana. Allí estaremos los de siempre: César Augusto, "Chocatito", "Ervin, Hernando y mis sobrinos. ¡Vayan matando! Ya dejamos a "agripina" y espero darle un gran abrazo a María Mercedes, almorzar juntos y volver temprano porque juega Perú contra Argentina. Hasta más tarde, querida familia de Surquillo. Gracias.