martes, 31 de enero de 2012

AQUÍ LES PRESENTO A MIS NIETOS LOS MELLIZOS ALEJANDRA Y JOAQUÍN SERVÁN CASTRO.

¡No es Messi del Barce-
lona! ¡Es Joaquín!
Esta pareja de niños es dueña de mi corazón. Son Alejandra y Joaquín, mis nietos y nada menos que luciendo la camiseta del mejor cuadro del mundo, el famoso Barcelona de Leonel Messi. Un regalo de su tío Juán Moisés Bernales Torres y que se las envió desde España, donde reside, en la última Navidad. Los mellizos las lucen como si realmente supieran que es una camiseta de tanto valor deportivo. Todos hemos sido testigos de los últimos encuentros de este cuadro español y la verdad es que nos deleitamos con ese juego de conjunto y siempre al "toque" que deleita a los aficionados al popular deporte del fútbol. El papá, mi hijo Juán Carlos, es hincha del Alianza Lima y este abuelo, desde muy niño, es crema hasta los tuétanos. Nuestro ídolo es "Lolo Fernández", a quien tuvimos el placer de ver cuando nuestro actual estadio era totalmente con graderías de madera. Los años 40 del siglo pasado.

Ale y Joaquín  en pleno juego
En la siguiente fotografía, Alejandra y Joaquin juegan en nuestra terraza y cada visita de ellos es realmente una pincelada de vida maravillosa. Disfrutan del maravilloso Sol de Carabayllo y generalmente nos regalan con dos días de pura y sana alegría. La abuela Antonieta se siente dichosa de tenerlos en casa y ellos entienden nuestro cariño de abuelos. El domingo que acaba de pasar, estrenaron su "piscina", regalode Mercedes Castro, su mamá, y chapalearon de lo lindo y disfrutaron del agua como verdaderos pecesillos. Ya tendremos las fotos y las publicaremos con la satisfacción de abuelo chocho y malcriador. Los nietos son un volver a ser padres, pero con la experiencia de haber criado a los propios y extasiarnos con esta nueva versión.


Se divierten con los ganchillos
de la lavandería.
Obsérvenlos que entretenidos están y se contentan con lo que encuentran a mano. Por ejemplo, los ganchitos de ropa se convierten en su juguete favorito y han aprendido a formar figuras caprichosas uniendo estos artefactos de lavandería. El abuelo que escribe estos comentarios, se olvida de todo y es un niño más que disfruta de la compañía de los mellizos. Se que Uds. entienden mi gozo y saben que si exagero en adjetivizar a mis nietos, es porque los amo como jamás amé a nadie. Bueno. No quiero que crean que soy el único. Las tías Juanita y Zoila Gabriela, se dan íntegras en las horas que viven a su lado. Inclusive y esto es casi una norma, pasamos todos a la casa de Zoilita y allí es otro cantar con el tío Raúl.

Ale y el TecladoElectrónico.
Aquí la foto a sorprendido a Alejandra frente a nuestro teclado. Le encanta disfrutar de su sonido y en especial de uno de los ritmos automáticos. Con Joaquín, compiten por extraerle las melodías que posee en su "Demo". No hay necesidad de indicarles el botón que corresponde, porque ya se lo saben de memoria. Es increíble como nuestra niñez actual, demuestra una capacidad sorprendente de asimilación. Ese don de imitar lo que hacen los mayores, es cada vez más visible. Por eso hay que tener especial cuidado con los niños, porque lo captan todo con suma facilidad. Mis teclados, con los que he sabido ganarme la vida amenizando tantas fiestas y compromisos sociales, ya tienen dueño. Los dos tienen amor al buen sonido y poseen un maravilloso oído.

¡Posan como modelitos!
Alejandra y Joaquín viven en Lince y ya van al Nido. Les encanta sociabilizar con sus compañeritos y aprenden las canciones y pequeñas tareas de manera sorprendente mente fácil. Creo que el talento para la música les viene de familia. La abuela cantó como "Gaby Rossi" canciones de Italia e internacionales en época de la radio y es allí donde la conocí y me enamoré de ella. El "chocho" abuelo es músico por naturaleza, además de locutor. Hemos tenido la satisfacción de haber amenizado grandes fiestas sociales en los Años Nuevos. Mi hija Zoila Gabriela, se ha lucido cantando en el "Talent Show" del ICPNA y Juán Carlos, canta desde niño y tiene su propia Banda Musical. Por supuesto, cuando grandes, ellos serán los dueños de postular a lo que crean su profesión elegida. 

¡Les encanta la danza!
Completo esta secuencia de fotos con la pareja de baile Alejandra y Joaquín. Tienen toda la colección de cuentos de Disney como "La Bella Durmiente", "Blanca Nieves", "La Cenicienta" y otros. Se conocen todos los temas musicales y en especial aquellos en los que el héroe es un príncipe. Se imaginarán entonces a esta parejita bailando el "Vals de las Flores" de "La Bella Durmiente" y con una entrega infantil que nos sorprende a todos. Para finalizar estos comentarios, pido las disculpas correspondientes por dejarnos llevar por nuestro cariño de abuelo que ve maravillas en sus nietos. Ha sido un placer presentarles en "Servaneando", este desfile de secuencias fotográficas de Alejandra y Joaquín Serván Castro. ¡Mis nietos!. Gracias.

IVÁN SERVÁN ALBARRACÍN Y YÉSSYCA LUDEÑA HERRERA YA SON ESPOSOS. ¡NUESTROS PARABIENES Y MUCHA FELICIDAD!


¡Vivan los novios!
Quiero enviar mis parabienes a esta pareja de recién casados. Una decisión muy seria y bien pensada y a la que auguro muchas felicidades. Se trata de mi sobrino Iván, uno de los cinco hijos de mi querido hermano Hernando, el último de los Serván Meza. Y me siento muy contento de que haya tomado tan seria decisión. Su madre Rosa Albarracín, debe sentirse orgullosa de él, por que es el prototipo de los que brinda abiertamente su amistad y servicios. Un verdadero trabajador y con gran futuro por delante.

La noche del 17 de Diciembre de 2011, a las 7.30, ambos se dijeron el Sí. El acto central tuvo lugar en el Club Gertse FAP en San Roque, Surco, frente al Parque Julio C. Tello. Esta celebración tan importante en la vida de Yéssica e Iván, fue acompañada con alegría por la familia y amistades. Hemos tenido el gusto de conocer a la esposa y alabo el buen gusto de mi sobrino que ha sabido elegir a su compañera para toda la vida. Anuncio que ya hay novedad en el frente y será varón. ¡Un Serván más!

Siempre de la manito
Enviamos un saludo a Don Manuel Ludeña Dueñas y esposa Doña Mirian Herrera Sánchez, padres de la novia que, sin temor a equivocarme, han aceptado la decisión de Yéssica y lo que la Ley de la Vida impone. Son dos jóvenes que ambicionan un futuro esperanzador y que se tienen fe. Eso es lo importante. Lo que se han prometido, es parte de ese protocolo que la sociedad celebra. Lo más importante es el cumplir las normas y exigencias a las que se comprometen. Nada es imposible cuando existe el amor.

Desde este nuestro refugio de escribir y al que nos hemos acogido, les envío un fuerte abrazo y ojalá, a través del tiempo, cumplan sus Bodas de Oro tal como lo he celebrado y con gran alegría con mi querida esposa Antonieta. Son 53 años que vivo con esta felicidad que quiero contagiar a mi querido sobrino Iván. Es la prueba de fuego que continúa al romance del noviazgo. Mucha inteligencia y sobre todo entendimiento entre ambos. Mucha paciencia. Agréguenle el amor que se tienen y todo será como un cuento de hadas.

¡Todo un mundo de felicidad!
Confío en el carismático sobrino y a olvidarse de todo. Ya son una sola idea. Hay que aprovechar la juventud y a continuar por ese camino maravillosos que se llama UNIÓN. Nada es difícil cuando se quiere. Hay un ser por venir y desde ya, a entregarse del todo a él. No imitar a mamá y papá, ni a los abuelos Angel y Barbarita que se pasaron la vida "servaneando". Hubiéramos sido muchos más, si el Teniente Serván no hubiera sido  transferido a prestar servicio fuera de Lima y porque en su época no existía la televisión.

Quiero decirte Iván, que este tu tío empezó de Cero. Inclusive me habían despedido de la radio Victoria y me las buscaba haciendo radioteatros y grabaciones. Nunca perdimos las esperanzas de mejorar y la llegada de nuestros hijos fue sagrada. Ya la meta no era personal. Nos debíamos a nuestra sangre y apellido puestos en esas criaturas que hoy, gracias a Dios y a nuestro ejemplo, sin que suene a vanidad, son mi orgullo. Eso quiero de  Iván Serván Albarracín y de Yéssica Ludeña Herrera. ¡Felicidades! Gracias.  

"CARLOS RIGOBERTO SERVÁN TRIVEÑO". EJEMPLO DE PUNDONOR Y PERSEVERANCIA. ¡UN TRIUNFADOR! ES MI PRIMO Y RESIDE EN USA.


Carlos Rigoberto
Serván Triveño
Hoy buscando a los Serván que están en Internet, me di con un blog que incluía "La Historia Increíble de Carlos Rigoberto Serván Triveño" y que él mismo la narra. Siendo cadete de la PIP y en esas maniobras de adiestramiento, resultó víctima fatal de la explosión de una granada que le hizo perder la mano derecha y ambos ojos. Quedó ciego, pese a que fue enviado a los Estados Unidos a fin de buscar un operación que mitigara sus males. Retornó a las 3 meses con la angustia que significaba encontrarse en su estado. Debido a la burocracia policial, no pudo cobrar ningún sueldo y se mantuvo con la propina de cadete durante dos años. 

Ante la adversidad tuvo que ingeniárselas para sobrevivir y mantenerse ocupado. Traía mercadería de Tacna y con su venta logró mantenerse por buen tiempo. Por medio de su amigo Willian Llanos y los de su promoción de la Escuela de Oficiales de la PIP, que organizaron un bingo para recaudarle fondos, compró su pasaje para volver a los Estados Unidos. La Sanidad pagaría los gastos médicos. En Abril de 1989, intentó una nueva operación para recuperar la vista y sin resultados positivos. Se contactó con la Federación Nacional de Ciegos y recibió rehabilitación en Nuevo Mexico. Es aquí el momento de una determinación de su futuro. 

Placa que distingue a un peruano como digno
esfuerzo de superación humana en Nebraska.
Quedó en sacrificarse al extremo y trabajar mucho. No había alternativas y el tiempo era su peor desventaja. Lo primero que habría de hacer, era aprender el Inglés y por supuesto el otro idioma, el Braille. La desgracia estaba superada pero eso no lo era todo. Tocaba ahora, luchar. Se repetía para si: "Mientras hay vida, todo es posible". ¡Qué tal serenidad y valentía! Sólo, en un país extraño y lejano del suyo. Completamente incomunicado y quien sabe cuáles eran sus tristes pensamientos. Doblemente incapacitado y le resultó de ayuda aquella reflexión de Einstein: "En los momentos más difíciles, la imaginación  puede más que el conocimiento". 

Se "pusos las pilas", propia expresión, y decidido a todo emprendió la tarea de negarle la victoria a la inoportuna discapacidad. Intentos de un héroe. Entre penumbras y sombras y contando sólo con la mano izquierda, aprendió a dominar su primer obstáculo, el idioma. Ingresó con fe y logró notas "A" al ingresar a la Universidad. Nada podía detener esta locomotora de entusiasmo y creencia en si misma. Logró lo increíble. Aquellos desafíos inimaginables se convirtieron en absoluta realidad. Empezó a enseñar español y actividades de rehabilitación para los ciegos y ser tutor de matemáticas. Fue electo Presidente de la Asociación de Estudiantes Ciegos de Nuevo México.

Los Serván Triveño son ocho. Cuatro damas y
cuatro varones. Aquí posan con la mamá.
En 1991, obtuvo la Beca del Estado por ser el mejor. Una a una, las iba recibiendo y sacando provecho. En el 95 recibió otra beca otorgada por el Congreso de los Estados Unidos a los mejores estudiantes. Logró el bachillerato y estudios de graduado en Derecho y Maestría en Administración Pública. Recibió las Llaves de Lincoln y es Director de Asuntos de Gobierno y Legislación en Nebraska. Está casado con Cati y tiene dos hijos. Un varón de 16 años y una damita de 13. Es un ejemplo a seguir y esta, una bella historia que contar y con el apellido Serván. ¡Cuanto gusto y orgullo! Notable desde donde se la observe.

 No me cansaré de repetir aquellas frases que me guiaron y continúan siempre conmigo: "Querer es Poder" y "Nunca es Tarde". No conozco al personaje de esta reseña que fue publicada en el libro del General PIP Benedicto Jiménez. y de seguro tiene que ver con mis raíces de familia. Radica en los Estados Unidos y es un orgullo como historia de un ser humano que logró, a fuerza de coraje y voluntad, rehabilitarse ante la adversidad. Desde "El Surquillano", mi admiración y felicitación a CARLOS RIGOBERTO SERVÁN TRIVEÑO por su hazaña y que reseño como un homenaje al recuerdo de mi padre Ángel Ildefonso Serván Chuquivala. Gracias.

Agregado el 2 de Enero 2012.- Con sumo orgullo se que Carlos Rigoberto es nuestro primo. Hijo del que fuera nuestro tío Honorato Serván Trigoso, hermano del inolvidable tío Eduardo y del General PIP Rigoberto Serván Trigoso. Me felicito.

martes, 24 de enero de 2012

BARBARITA CASTAGNOLA SERVÁN. UN PANORAMA FOTOGRÁFICO DE LA NIETA DE MI HERMANO ANGEL PABLO SERVÁN MEZA.

Bárbara Castagñola Serván
Esta chica que asoma su mirada es mi sobrina nieta Barbarita Castagñola Serván y como podrán apreciarla es toda una belleza. Para nosotros es como volver al pasado y ver a su abuela Lidia Miranda en  aquellos años en los que conquistó el amor de mi hermano Angel Pablo. El "cholo" dejó muy pronto a sus hijos, todavía niños, pero su recuerdo siempre está presente en ese hogar de San Miguel y del que son flores en todo su esplendor, esta mi preciosa Barbarita y su hermana Fernanda. Allí la tienen, posando para las cámaras fotográficas y publicando sus fotos para deleite de sus amigos y de este su tío abuelo. ¿Es una belleza, verdad? Hija de mi querida sobrina Lucesita Serván Miranda, la "ñata" y del sobrino político Luis Castagnola.

¡Ni un paso más! Provecho
En esta otra fotografía, parece que ha heredado el deporte de sus padres, porque ambos son visitantes de todo lugar en los que se expongan platos como el que la hace pensar a Barbarita. Pareciera decir: "No, hasta aquí no más. Si continúo y acabo, voy a terminar aumentando mi talla por todo lado". ¡Eso es! Hay que tener voluntad y sólo consumir lo necesario. No te olvides que existe actualmente hoy en el mundo, una campaña contra la comida "chatarra". Hay que que cuidar la silueta y por supuesto, la salud. Y Uds. ¿qué opinan? ¿Terminó aquel platillo que parece estuvo muy bueno? Hay que opinar y si saben el resultado, comenten aquí que estamos en familia. Yo me adelanto y digo que allí quedó. 

"Juventud, divino tesoro".
En este primer plano aparece Barbarita más bella que nunca. Se la ve muy primaveral. No voy a decir su edad porque la desconozco, pero está todavía en aquella que se puede decir. ¡Es encantadora! Dichosa juventud que hay que saberla cuidar. Quiero decirle a Barbarita que su abuelo fue muy aficionado a la fotografía. Poseía su buena cámara, la de blanco y negro, y hay muchos recuerdos de familia que poseemos gracias a él. Ya las iremos publicando en estas "Servanadas". Por ahora, sigan deleitandose con la frescura rozagante de Barbarita Castagnola Serván, tan linda como Fernanda, su hermana mayor y con la que se llevan de maravilla. Tengo la suerte de verlas en Internet y en nuestra casa paterna cuando visitan a sus tíos. Somos mundos distintos en edad y eso se respeta, pero que no afectan nuestro  mútuo cariño.

Barbarita la "modelo".
Se podría pensar que estamos realizando un "casting" y tenemos frente a nuestras cámaras a una futura modelo. Condiciones tiene y es muy graciosa, De pronto algún productor, que por casualidad lea "Servanadas" se anime y se contacte con Barbarita y hagan realidad un buen comercial. Por nuestra parte estamos encantados de escribir sobre nuestra "modelo". En la foto de la izquierda se la nota como aparente para promocionar a una delicada maestra. Esos anteojos están como clavados para su rostro. La sonrisa es natural, me consta. Ella es toda alegría  y reflejo de la felicidad que reina en su hogar y yo la veo aparente para una Óptica que desee incrementar sus ventas. Hay tantas en el mercado y por favor hay que aprovechar esta oportunidad. Es una "modelo" en su mejor momento y dispuesta a dar todo lo mejor de su arte.

Pequeña Flor del Jardín
Con un fondo verde y descansando en algún parque a los que suele acudir en busca de aire puro y tranquilidad, mi sobrina nieta parece hacer alguna indicación a la persona que la está fotografiando. Su rojo bolsón crea el contraste y otra vez tenemos foto para inspirarnos. Se nota que el tiempo era invernal, porque está bien protegida para soportar el frío. No por eso pierde su calor natural de jovencita encantadora. Allí la tienen. Regalándonos alegría con su eterna sonrisa. Me han pasado el dato que existen pretendientes y desde aquí les digo que su corazón sabe elegir muy bien. Está bien educada y tiene en nuestra familia muy buenos consejeros. Es bolo puesto para ir al altar con un mozo que la trate como lo que es: una reina. 

La abuela Lidia y sus nietas
Fernanda y Barbarita. 
Esta foto me sirve para decir lo que siento por mi cuñada Lidia Miranda Vda. de Serván. Está feliz al lado de sus nietas Fernanda y Barbarita. Allí las tienen. Parecen hermanitas. Quién sabe cuáles serán sus pensamientos. Amo a mis nietos los mellizos Alejandra y Joaquín que ya están en los tres años y se siguen robando mi corazón. Lo mismo hubiera sucedido con Angel Pablo el abuelo, que fue un gran padre y mejor hermano. Barbarita, tiene un especial valor para nosotros, porque lleva el nombre de nuestra madre. La felicito y, al igual que a Fernanda, les deseo lo mejor de la vida para su futuro de grandes esperanzas. Un fuerte abrazo para mi cuñada, una abuela dichosa con todos sus nietos. Gracias.


miércoles, 18 de enero de 2012

LAS ANÉCDOTAS DE JOSÉ CARLOS. DE NIÑOS ENGAÑAMOS AL PATRULLERO. ¡QUÉ RECUERDOS!

Los peloteros callejeros del
Porvenir.
Éramos nilños todavía y jugábamos a la pelota en la nueva urbanización San Antonio de Miraflores. Pistas nuevas y muy bien construídas, lindos chalets y pocos habitantes. Los surquillanos, grandes y chicos, nos dábamos el gusto de invadir esas propiedades ajenas y sólo con el afán de organizar campeonatos y el aspirar a una Copa como trofeo. Ernesto Morales, jugador profesional de la dinastía de "los chicha", mostraba sus habilidades allí. Como él, muchos otras estrella del fútbol de antaño, entrenaban con nosotros.

Aquel parque era conocido como "la redonda". De noche, ya jovencitos, ideal para sacar plancito a las chicas que también sentían deseos de probar el romance. "Si esos pastos conversaran", como reza una canción de Gardel, cuantas cosas nos dirían. Pero esto que comento no es el tema de "Servaneando" en esta ocasión. Estoy sólo señalando el lugar por donde nuestra infancia y juventud supo de aventuras inimaginables. Todo se origina debido a la aparición de los primeros patrulleros policiales.
    En efecto, a  una cuadra de este parque y muy próxima a Surquillo, existía una pista amplia y que se debía a la formación de cuatro esquinas en esa urbanización. Bien iluminada y poco tráfico de vehículos. Luego de asistir al colegio, nos dábamos cita en ese lugar para jugar lo que en el futuro sería el "fulbito". Hasta Miguel Loayza, el astro del fútbol de Surquillo y de nuestra selección de años pasados, supo mostrar su maestría entre nosotros. Fueron llegando los propietarios y empezaron las quejas y con razón.

    El famoso "patuto".
    Sucedió que nos enfrentábamos dos equipos de muchachitos que no llegábamos a los 15 años. Todos en buen estado físico y acostumbrados a fugar en cuanto aparecía un patrullero. Esta vez, la policía había trazado un plan y el ataque fue por tres lados. No había escapatoria y sólo nos quedaba trepar paredes y desaparecer. Pero, no estaba sólo este "servancito". Ese día nos acompañaba César, mi hermano menor y sin todavía la habilidad de fugar. En menos de fracción de segundos, se unos iluminó el cerebro.
      Ya estábamos perdidos y sufríamos al ver que muchos de nuestros amigos era pendidos por la policía. En esa desesperación de hacernos invisibles, se nos ocurrió invadir una construcción y guiñarle el ojo al maestro de la misma para que nos dejara "cargar ladrillos". Estábamos sudorosos y eso contribuía a caracterizarnos como "peoncitos" y a los que la policía no tomaba en cuenta. Todavía ni se pensaba en los Derechos del Niño. La verdad es que "pasamos piola" o el policía, de pronto criollo, se hizo el loco.
        Fue realmente una feliz aventura. Lo peor de todo se nos hubiera presentado si nos capturaban. El Jefe policial o Comisario de ese entonces en Miraflores, era nuestro padre el Teniente Angel Serván. Más recto y nada afecto a celebrar "palomilladas" de sus hijos. De pronto no nos hubieran encerrado, pero nos hubiera esperado una paliza en casa como se estilaba por aquellos tiempos. Cosas de sana juventud y de la que comento con orgullo, porque cuidábamos nuestra moral y las buenas costumbres. Gracias.

        jueves, 12 de enero de 2012

        LES PRESENTO A LA TÍA EDITA MARGARITA MESTANZA DUÁREZ. ES LA TÍA ABUELA DE MIS NIETOS ALEJANDRA Y JOAQUÍN y NOS SIMPATIZA MUCHO. ESTA RESEÑA VA POR ELLA.

        Edita Margarita
        Mestanza Juárez
        Ya se fue el año viejo 2011, pero nos hemos quedado varios viejos como yo y que pretendemos sacarle el jugo al nuevecito. Les contaré que la Navidad la recibimos en nuestro hogar, siempre en familia y con mis nietos queridos que, por primera vez, no durmieron en sus cunitas. En la pequeña ciudad en la que residimos y que se llama Santa Isabel de Carabayllo, la gente está acostumbrada a "asustar" a la Virgen, a San José y al niño que nace. Todos los pirotécnicos se ponen de acuerdo para hacer estallar su cohetería y que brillen en sus cielos las luces de bengala. Hay un estallido enorme por casi 30 minutos.

        Los que sufren como de costumbre son los pequeñuelos que no están acostumbrados a los estruendos y los perritos. ¡Pobrecitos! Se desesperan y hasta se destrozan las uñas buscando donde protegerse de tanta bulla. Así, aquella Noche Buena transcurrió y se fue. Una semana después vendría el Nuevo Año y allí pudimos gozar con los Castro. Mis hijos Zoila y Juán Carlos se han unido a Raúl y Mechita Castro respectivamente. A esta familia de los Castro pertenece la tía Edita Margarita Mestanza Duárez, pura alegría y sabor. Apellidos portugueses y gustos cajamarquinos, que los derrocha para alegría de todos.

        Los últimos festejos de Navidad y Año Nuevo, nos dieron ocasión de alternar familiarmente y allí, desde su rinconcito de observadora, nos fue causando sorpresas y siempre contestando con una respuesta precisa e hilarante. Es la que engríe a mis nietos, tal como lo hizo con sus sobrinas las Castro-Salas. Al interior de su menuda figura, existe un gigante de carácter. Nadie puede predecir lo que hará Edita. Tiene cada ocurrencia y le gustan los caramelos y el chocolate. Generalmente estas fiestas son de su preferencia y hay que alejarla de todo lo que contenga azucar. Casi una misión imposible, porque al menor descuido se vuelve Celia Cruz.

        Departiendo con mi esposa y
        esperando la Navidad.
        Es fanática de las películas mexicanas, aquellas de Pedro Infante y Jorge Negrete. Cada vez que en la tele encontramos una de esos viejos filmes charros, es la encatrgada de reconocer a los protagonistas. Se alegra mucho cuando ve a "Pepe el Toro", personaje que protagonizara Pedro Infante. Siempre canta en voz alta "La Verdolaga" o "Flor sin retoño", temas con los que triunfara en el disco el inmortal artista. Yo creo que hasta su dejo, muy cajamarquino por cierto, tiene que ver con su fanatismos a estas películas. Un día le quise hacer una broma y me respondió "¡Órale! ¿A poco se cree que soy de Jalisco? ¡Nogales!".

        La tía Edita, es vecina nuestra en el barrio de Los Narcisos y no sólo se encarga de engreír a mis nietos. Lo hace también con "Raulín", el nieto más crecido y por supuesto con Ximenita, la creativa diseñadora juvenil, hija de "Nena", la artista del clan. Ella es Zoila Elena Castro Salas y pueden visitarla en su Facebook o en su página Web y enterarse de todo lo que expone y, especialmente, los premios que ha obtenido a nivel de los muchos concursos en los que ha participado. Cuando le fallan los modelos, por distintos motivos, es la tía Edita la que hace el esfuerzo de posar horas y horas hasta quedarse dormida.

        Se lleva muy bien con Antonieta mi esposa y es "pata pata" de Juanita. Está solterita y no sabemos por qué. Todavía hay tiempo Edita. De pronto este 2012 es el año pero, ojalá no se haga realidad aquel maldito pronóstico de que se acabará el mundo. De todas maneras, hay que apurarse Edita. ¡Nunca es tarde! Me han dicho que no quiere saber nada con los limeños.¿Será cierto? Habrá que retornar al terruño y de pronto hay cenizas que remover. Mejor, algo nuevo Edita. Es cuestión de visitar los establos y allí, algún ganadero con buenos reales y hartas reses te propone matrimonio..¿Qué te parece Edita? ¡Que así sea! ¡Ya vienen los carnavales de Cajamarca! Gracias.

        BIENVENIDOS A "SERVANEANDO". UNAS HUMORADAS QUE NOS PERMITIMOS EN FAMILIA Y AMISTAD.

        José Carlos
        Serván Meza
        Empezamos este nuevo blog, un 12 de Enero de 2012. Le damos así la bienvenida al Año Nuevo y siempre con el deseo de seguir entreteniéndonos en el camino de escribir. Comenzamos a reseñar el 29 de Octubre de 2009 y, con "Servaneando", elevamos a 14 el número de blogs que estamos creando hasta ahora. Justo la suma de los números que componen nuestra edad: 77. Siete más siete, catorce. ¿Qué lindo, no? El motivo es y será, el no dejarnos abandonar por culpa de los años y que esperamos superar algo más.

        Aquí estaremos casi en lo doméstico. Comentar nuestra reuniones y todo lo que relacione un poco más a la familia. Estarán aquí personajes queridos y amistades de las que podamos contar anécdotas risueñas y con sólo el propósito de divertirnos. Por supuesto, que todo sea diversión para todos. De pronto exageraremos algo pero no existe ningún propósito de ofender la dignidad de nadie. Alguna tomaduras de pelo y que corregiremos si así lo demanden  quienes se crean afectados. Ojalá no suceda esto.

        La vida siempre es corta. En estos años vividos entre el trabajo y el hogar, hemos conseguido la felicidad de formar un hogar unido y responsable. Contar con una excelente familia. Mi esposa Antonieta, mis tres hijos, Juanita, Zoila Gabriela y Juán Carlos, y mis dos adorados nietos Alejandra y Joaquín. Jamás olvido a mi familia paterna y estoy siempre en Surquillo con mis hermanos María Mercedes, Sócrates, César Augusto, Luis Eduardo y Hernando Serván Meza. Por supuesto, todos mis sobrinos queridos.

        La familia creció y ahora alternamos con los Castro. Mi consuegro por partida doble Sergio Castro Requejo, un cajamarquino noble, luchador y ejemplo para los suyos. Además somos vecinos en Santa Isabel, una gran urbanización del distrito de Carabayllo y en la que tenemos igualmente respetados vecinos. Por ello es que auguro éxito a "Servaneando". Son muchos los amigos y hay mucho que comentar. Poco a poco iremos por este nuevo camino que, ojalá sea largo. Allá vamos. Siempre con el espíritu en alto.

        En "Servaneando" incluiremos reseñas de nuestra vida profesional, pero a manera de extraerle lo íntimo. En otras palabras, lo risueño o mejor comprensible, lo anecdótico. No más explicaciones que, leer demasiado, es tedioso y mucho más cuando el que escribe no nació para ello. Se encontró este camino como una suerte de la vida y allí se guarece de todas las adversidades. Siempre seguiré recomendando a mis congéneres, que una manera de salir del tedio es escribir. ¡Bienvenidos a "Servaneando"! Gracias.